*

Detienen a una "ingeniera" que estafó a 300 salteños
Luego de un trabajo arduo de inteligencia en conjunto entre las divisiones de Investigaciones de las provincia de Salta y Catamarca, se logró dar con el paradero de Irma Sofía Marcial Acosta (44), una presunta ingeniera que tendría más de 300 denuncias por estafas en la capital salteña.
La mujer se encontraba prófuga de la Justicia desde 2013 y finalmente fue capturada el jueves a noche por efectivos de Santa María en la localidad de Palo Seco (San José). Sobre Marcial Acosta pesaba un requerimiento judicial emanado desde la división Delitos Económicos de la Policía de la provincia de Salta, por el supuesto delito de "estafa".
Unos 180 jóvenes estudiantes salteños denunciaron a la supuesta ingeniera en 2012 ya que la mujer, en nombre de la empresa Xstrata Copper, les ofreció puestos de trabajo en proyectos en la minera Bajo La Alumbrera, en Catamarca, pero los damnificados jamás vieron un solo centavo del sueldo prometido.
180 estudiantes los salteños que la denunciaron en 2012. Les ofreció pagar por puestos de trabajo a cambio de dinero para gestionar su incorporación
La gran estafa
La supuesta timadora ofrecía trabajo estable, excelente remuneración económica, obra social y capacitación constante. Los profesionales y no profesionales empleados por Marcial jamás cobraron el dinero prometido. Uno de los damnificados denunció que la deuda de la empresaria con todos los servicios que contrató (obra social, capacitación, comida, alquiler, asesores externos y masa salarial) rondaría los 8 millones de pesos. Presuntamente Marcial les solicitó a los empleados abonar 1.200 para hacerse los estudios preocupacionales para ingresar a la empresa Bajo la Alumbrera en un centro de salud local y asumió el compromiso de reintegrar el dinero en el primer sueldo. "Le dimos la plata, no nos dio recibo y nos dijo que vayamos directamente al hospital de parte de Bajo la Alumbrera. Nosotros cumplimos confiados porque lo vimos como una inversión", agregó el damnificado, en su momento. Luego, la supuesta ingeniera comenzó a blanquear al personal (obra social y alta en la AFIP) y alquiló un inmueble en calle Ibazeta de Salta, donde instaló las oficinas de la Corporación, aunque nunca pagó ni un centavo, informaron medios de Catamarca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...