El abogado y empresario Victor Stinfale quedó detenido esta noche, acusado de ser uno de los organizadores de la fiesta electrónica Time Warp que se llevó a cabo en el predio de Costa Salguero, en el que murieron 5 jóvenes tras consumir drogas de diseño, y será indagado mañana.
La decisión la tomó el juez federal Sebastián Casanello luego de que el fiscal Federico Delgado pidiera hoy la indagatoria y la detención de Stinfale que de manera espontanea se había presentado esta tarde en los tribunales de Comodoro Py para ponerse a disposición de la justicia.
En su dictamen, Delgado sostuvo que Stinfale fue uno de los principales organizadores de la trágica fiesta y que además que una empresa cuya titularidad le atribuyó, "Energy Group", era la proveedora de las bebidas; aunque el mediático abogado dice que solo es el apoderado de esa firma.
"Víctor Stinfale estuvo materialmente presente y condujo la dinámica de los hechos. Concretamente fue parte de la creación de ese espacio social excluido de la soberanía estatal", sostuvo el fiscal.
Y completó: "Se crearon las condiciones para que se venda droga y se abandonó a la gente de modo tal que hubo 5 muertos. Estos hechos y no otros son los que justifican oír en declaración indagatoria a Víctor Stinfale y Walter Santángelo".
Santángelo, quien no estuvo hoy en los tribunales de Comodoro Py, figura en el expediente como fundador de la empresa Energy Group.
"Estoy tranquilo, mientras no se presenten pruebas falsas", había dicho el abogado y empresario en declaraciones telefónicas al canal de noticias C5N, cerca de las 15, minutos antes de ingresar al juzgado federal número 7.
Stinfale, quien llegó acompañado por el abogado Mariano Cuneo Libarona, ingresó durante un corto período de tiempo al juzgado y el resto de la tarde lo permaneció en los pasillos del cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py, espacio que se tornó inaccesible para la prensa debido a un fuerte operativo policial que, por orden del juez, lo dejó completamente despejado.
Fuentes judiciales indicaron que el abogado no habría prestado declaración indagatoria y que tras la lectura de sus derechos quedó detenido y sería trasladado a la comisaría 46, de Retiro al tiempo que los voceros indicaron que la declaración podría concretarse mañana.
Delgado precisó además en su dictamen que el poder de gobierno del conocido abogado penalista "se vio con claridad en la venta de agua, el complemento necesario de las drogas que se vendían en la Time Warp. Hay muchas formas de vender una bebida, pero, preguntamos ¿Que otra mejor que administrar la sed? A eso se llegó en la tragedia".
El funcionario judicial aludió a "los testimonios de personas con conocimiento acerca de la dinámica interna del ambiente que resultan contundentes y no dejan margen de duda sobre la participación que -al margen de los papeles- tiene en los hechos Stinfale y explican justamente la razón por la cual él no aparece en ninguna de las sociedades: es el hombre de atrás, quien actúa a través de sus testaferros".
El fiscal consideró probado que Stinfale estuvo presente en la Time "a través de Erica", una secretaria suya que estaba en el lugar y que aparece en reiterados cruces telefónicos con Conci. Además atribuyó al abogado ser la cara oculta de un "conglomerado empresario".
"Así como Stinfale estuvo presente en la Time a través de Erica, Santángelo y en alguna medida de Conci, Gontad, González y Herrera, en las actas societarias su ex pareja es la lente que permite ver su presencia", dijo en alusión a Carina Fasano.
"La madre de esta mujer, Elisa Castelli, su padre Jorge Fasano, su hermano Daniel Fasano, su abuela Emilia Constanza Farre y de su socia Marcela Argañaraz, fueron y son parte en términos formales de las sociedades cuya voluntad encarna Stinfale".
El abogado de Stinfale, Mariano Cúneo Libarona, aseguró a la prensa que "no hay relación entre la falta de controles al ingresar a la fiesta que dice el fiscal con la muerte de los cinco chicos" detalló que Stinfale "es un abogado con mucha experiencia, exitoso e inteligente, asumió esta situación, la quiere aclarar y traer pruebas. A la corta o a la larga va a probar que es inocente"
También declaró Lautaro Crespo, el argentino acusado de ser uno de los dealers en la fiesta, pero negó haber comercializado las pastillas aunque aseguró que concurrió al evento "con seis pastillas en su poder".
"Dijo que llegó a la fiesta con amigos y con seis pastillas -dos `Bob Esponja´, dos `Fantasmita´ y dos `Lacoste´- y que allí compró otras dos, todas para consumo", informó a Télam una fuente con acceso al expediente.
"También dijo que adentro le ofrecieron más droga y que el valor de la botellita de agua fue creciendo hasta alcanzar un máximo de 150 pesos al final del evento", sostuvo la fuente y agregó que el acusado dijo que "alcanzó a ver gente tendida en el piso".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora