Interpol Chile confirmó la detención de uno de los presuntos asesinos de Brian. Se trata de un menor de edad que había ingresado en avión al vecino país a través del Aeropuerto de Santiago, la terminal aérea más importante. Se desconoce aún desde qué punto de la Argentina viajaron.
De acuerdo con la información brindada por el organismo policial internacional a este medio, el presunto asesino estaba acompañado por su padre. Según señalaron, el hombre cuenta con antecedentes por contrabando en la Argentina, por lo que fueron demorados y posteriormente detenidos.
Ahora aguardan la orden de expulsión de ambos para que sean llevados a la Argentina. Se coordinó con la Policía Federal y la de Mendoza la entrega de los detenidos; el traslado será por vía terrestre a través del cruce libertadores (paso Cristo Redentor).
La muerte de Brian Aguinaco, de 14 años, generó una gran conmoción en el barrio de Flores. Todo comenzó el sábado 24 de diciembre por la tarde cuando dos motochorros le robaron la mochila a una mujer que estaba en la vereda, en el cruce de las calles Asamblea y Robertson.
En ese momento pasaron en auto Brian con su abuelo, quienes iban a cortarse el pelo antes de la Navidad. Los ladrones pensaron que los estaban persiguiendo y les dispararon. Una de las balas impactó en la cabeza de Brian.
Fue internado inmediatamente en el hospital Piñeiro, donde fue operado a raíz de las heridas ocasionadas por dos balazos, y luego fue derivado al hospital Gutiérrez, donde finalmente murió tras dos días.
Desde el primer momento, al nene le decretaron muerte cerebral y su estado era prácticamente irreversible, por lo que decidieron dejar de asistirlo con respirador artificial.
El dramático episodio causó el enojos de los vecinos, quienes llevaron su reclamo a la comisaría 38, donde pidieron mayores medidas de seguridad. La convocatoria se repitió esta noche con una nueva concentración frente a la dependencia policial. Durante la misma se produjeron incidentes y se vivieron momentos de tensión.
Las manifestaciones fueron de tal envergadura, que a nivel político, las autoridades de la Ciudad y de la Nación tuvieron que tomar medidas concretas para apaciguar los ánimos.
El ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, recibió en su oficina a los vecinos del barrio de Flores que tomaron la Comisaría Nº38 luego del asesinato de Brian. Tras el encuentro, decidieron implementar un plan de saturación policial acordado por los vecinos.

Básicamente, los puntos principales del texto consensuado, que Ocampo, refieren a la remoción de la cúpula de la dependencia policial, el inicio de un sumario interno y el refuerzo de efectivos y de controles a las motos que circulen con dos pasajeros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 19 días

Cómo es que un menor sale del país sin que las autoridades migratorias -que deberían controlar que tenga ambos padres junto a él o la autorización correspondiente- ni cuenta se den. No había orden de captura?.


Se está leyendo ahora