Un exluchador de kick boxing neozelandés acusado de integrar una banda de narcotraficantes que llevaba cocaína a Europa y Oceanía fue detenido ayer en Colombia. Se espera que Peter Phillip Leaitua, quien tenía pedido de captura internacional y era reclamado por la justicia argentina desde 2011, sea extraditado al país.
El pedido de extradición del ex luchador se inició hace cinco años, cuando el ex luchador fue detenido en Auckland, Nueva Zelanda. Había viajado a ese país desde Buenos Aires, acompañado por su mujer Michel Ramírez Aristizábal (colombiana), sus dos hijos y su suegra. Sorlinda Aristizábal Vega.
Dos días después de su arribo, la suegra de Leaitua sufrió convulsiones y tuvo que ser llevada a un hospital, donde murió. Los médicos descubrieron que se le había perforado una de las 26 cápsulas con cocaína que llevaba en su estómago.
Tras este hecho, Leaitua fue detenido. El juez federal Sergio Torres pidió a Nueva Zelanda su extradición, al acusarlo de integrar una organización de narcotraficantes conformada por argentinos, peruanos, uruguayos y colombianos, varios de ellos detenidos, que traficaban cocaína en encomiendas, impregnaban prendas de vestir con esa droga o utilizaban a "mulas".
Pero a pesar de esa detención y de que tenía pedido de captura internacional, el luchador siguió viajando por el mundo con su pasaporte neozelandés. Así, mantuvo contactos con bandas narcos.
Días atrás, el acusado llegó a Panamá para coordinar nuevas rutas de tráfico de drogas y fue detenido. Luego fue deportado a Colombia, donde quedó arrestado por efectivos de Interpol.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora