La Argentina emitió deuda externa por unos 53.527 millones de dólares en los últimos doce meses, equivalente al 11,1% del PBI (Producto Bruto Interno), señaló hoy un estudio realizado por el Observatorio de la Deuda Externa.

Teniendo en cuenta la emisión prevista en el Presupuesto 2017 sancionado en la noche del miércoles por el Congreso con apoyo de una parte de la oposición, el pasivo externo de la Argentina alcanzará los 110.000 millones de dólares en 24 meses.

Así lo reportó el primer indicador del Observatorio de la Deuda Externa, que dirige el economista heterodoxo Arnaldo Bocco, en el ámbito de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Bocco consideró que el endeudamiento pasó a jugar un rol importante como pilar de la política macroeconómica del país y reviste ya preocupación en la sociedad, porque la proyección de emisión para el año próximo es superior a la de 2016.

"Y la deuda en lugar de expandir el aparato productivo va hacia el financiamiento corriente, producto de haber bajado impuestos a sectores concentrados y no haber subido el nivel de actividad. Mientras, la inflación erosionó la capacidad de compra de los salarios", dijo.

El economista y profesor universitario consideró que la alta emisión de deuda de 2016 más la prevista para 2017 coloca a la Argentina en una situación de "muchísima vulnerabilidad", con intereses por US$ 14.300 millones el año próximo y US$ 16.100 millones en 2018.

Nicolás Trotta, rector de la Universidad, indicó que la institución decidió darle visibilidad a los temas de agenda que preocupan a los trabajadores, como espacio "apartidario pero no apolítico", a partir de distintas miradas que suman una opinión sectorial.

En la presentación estuvieron también el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo; el vicepresidente de la Unión Industrial, José Urtubey; el secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, el Padre Adalberto Odstricil; entre otros.

"El primer informe del Observatorio indica que "la Argentina abandonó la prudencia y se inclinó desde 2016 a un nuevo ciclo de elevado endeudamiento externo en medio de grandes incertidumbres externas sobre el nivel futuro de las tasas de interés después del Brexit y la victoria de Donald Trump" en los Estados Unidos". "El informe del Observatorio indica que la Argentina abandonó la prudencia y se inclinó desde 2016 a un nuevo ciclo de elevado endeudamiento externo en medio de grandes incertidumbres externas sobre el nivel futuro de las tasas de interés después del Brexit y la victoria de Donald Trump" en los Estados Unidos".

También advierte sobre las limitaciones del mundo financiero respecto de las economías emergentes, las dudas internacionales que exhibe el déficit fiscal argentino y la falta de ingresos genuinos de recursos para financiar la acumulación de capital, el empleo y el desarrollo.

Los números de la nueva deuda externa

Los compromisos de deuda de la Argentina con el mundo financiero pasaron del 117,5% del Producto Bruto Interno en 2004 al 41,4% en 2014 y subió al 43,5% en 2015, para superar el 50% en 2016 motorizada en este último año por el sector público nacional.

En lo que va de 2016, el Gobierno de Mauricio Macri emitió deuda por unos 27.088 millones de dólares, de los cuales US$16.383 millones fueron destinados al pago de los pasivos contraídos con los fondos buitre.

Asimismo, el Tesoro Nacional emitió deuda por otros 13.938 millones de pesos, a través de bonos que vencen entre 2017 y 2026.

Las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Chubut, Mendoza, Salta, Santa Fe, Chaco, Neuquén y la Capital Federal emitieron deudas por un total cercano a los 7.000 millones de dólares entre enero y noviembre.

Y las empresas, entre las que se encuentran YPF, IRSA, Petrobras Argentina, Cablevisión, los bancos Macro, Galicia e Hipotecario y Arcor emitieron deuda por 5.501 millones de dólares.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora