El Gobierno subsidiará el 40 por ciento de la factura de electricidad a los clubes de barrio de todo el país, medida que será retroactiva al primero de abril último.
Así lo anunció ayer el presidente Mauricio Macri, en su primer día de actividades oficiales tras el episodio cardíaco que lo afectó el viernes último, al encabezar el acto desde el emblemático Club Atlético Social y Deportivo Juventud Unida de Lavallol, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, donde se filmó la película Luna de Avellaneda, dirigida por Juan José Campanella.
El mandatario reiteró su llamado a construir "entre todos" un puente entre "la Argentina que somos y la que podemos ser" y advirtió que esta experiencia solo tendrá éxito si la hacemos "juntos, trabajando codo a codo y sabiendo que el trabajo de cada uno de nosotros es importante para construir ese país que soñamos".
Durante el acto, Macri estuvo acompañado por la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; los ministros de Energía y Minería, Juan José Aranguren; de Educación, Esteban Bullrich, y los secretarios General de la Presidencia, Fernando de Andreis, y de Deportes, Carlos Mac Allister.
También asistió el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador.
A los más de 3.000 clubes que no tienen documentación en regla, según se informó, la Secretaría de Deportes les ofrece asesoramiento, acompañamiento permanente y gestiones con las provincias y municipios para que regularicen la situación.
El programa contempla, además, diferentes beneficios, como apoyos económicos para proyectos institucionales y capacitación y modernización de recursos humanos en áreas técnicas, deportivas y en gestión dirigencial. Por su parte, Vidal, opinó sobre la decisión de cubrir el 40 por ciento del valor de la tarifa de energía eléctrica a estas instituciones, señaló que en estos meses de gestión "hemos tenido que tomar decisiones difíciles, diciéndoles a los argentinos que era mentira que podían tener calefacción, electricidad, servicios si no había tarifas reales".
Además, sostuvo que "sincerar muchas situaciones" era necesario "para que cada lugar de la provincia y de la Argentina esté mejor"; y agradeció la medida.
Juan José Campanella, desde Estados Unidos, envió un agradecimiento a través de una carta en la cual valoró el rol de los clubes de barrio al asegurar que "son la única opción de un chico frente a la calle" y sobre todo, "lugares de pertenencia".
Habló Iris Pardal
La carta de Campanella la leyó la presidenta del club, Iris Pardal, quien dijo: "Ningún club de barrio puede cerrar sus puertas, tienen que seguir dando servicios. Muchos serán beneficiados con el anuncio del presidente Macri, y espero que sea satisfactorio para todos. Nosotros, si no pagamos la factura de gas, o luz ya nos deberían haber cortado, así que me imagino que deberán estar contentos con el anuncio", comentó Pardal.
Iris Pardal, presidenta de Juventud Unida de Lavallol, se mostró esperanzada con la visita presidencial y enfatizó: "Es una buena noticia, gracias a este impacto que anunció Macri, varios clubes no cerrarán sus puertas".

"Que baje un cambio"

El médico de cabecera de Macri, Simón Salzberg le recomendó al mandatario "que baje un cambio".
Superada la arritmia del Presidente, el facultativo comentó: "Esto fue una advertencia y deberá cuidar su salud, debido a las constantes exigencias del manejo del poder. Quizás un vistazo a su organigrama podría serle útil para delegar funciones mantener un control médico más seguido para evitar otro golpe en su salud, aunque esto fue solo un preaviso".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora