Algunos elementos que fueron sustraídos de la casa de Leopoldo Federico Núñez, el enfermero que fue asesinado en el barrio Castañares, podrían ser determinantes el día de hoy, cuando sean expuestos frente a testigos cercanos a la víctima, además de esperar los resultados de las pericias genéticas efectuadas sobre Núñez.
Pablo Paz, fiscal Penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, citó a una vecina que tenía una relación cercana con Núñez y a un sobrino del enfermero para que hagan el reconocimiento de los elementos que serían propiedad de Núñez y fueron hallados por personal de la División Homicidios en manos de personas vinculadas con Franco Corvalán, presunto asesino.
El imputado también fue citado para que junto a su abogado defensor conozcan el resultado de las pericias genéticas que se registraron en la escena del crimen y sobre el cuerpo de la víctima.
Para el fiscal, Corvalán mató a Núñez en pos de ocultar el delito de robo de bienes, en ese sentido la imputación se hizo por "homicidio calificado criminis causa".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora