Día de la Lealtad Materna

Walter Neil Bühler

Día de la Lealtad Materna

La lealtad peronista se acabó el día en que los "cabecitas negras" lavaron sus patas en la fuente de la Plaza de Mayo. Aquel "subsuelo de la patria sublevada", como la llamó Scalabrini Ortiz, fue el principio del fin de la llamada Lealtad Peronista. El final llegó cuando el Partido Peronista comenzó a llamarse Partido Justicialista, en el año 1964. Si bien durante la vida del conductor pudieron, aún, mantenerse importantes manifestaciones de fidelidad, a partir del 1 de julio de 1974, el PJ se convirtió en coto de caza de cuanto oportunista, bajo la hipócrita máscara de la lealtad, encontrara útil para sus intereses personales y las más encontradas ideologías. Pocos justicialistas han sido fieles a la doctrina peronista y no han tenido drama -como girasoles- en ir variando su alegada ideología. Así, las consignas del peronismo han sido usurpadas tanto por las corrientes de extrema derecha como de una izquierda autoimaginada.
Y quienes estuvieron acompañando las políticas de la derecha neoliberal no tuvieron ningún empacho en trasvertiese de pseudoprogresistas. Es una realidad política incontrastable que la gran mayoría de los dirigentes del progresismo K, son hijos políticos de Carlos Menem. El apoyo explícito del matrimonio Kirchner a la política neoliberal del riojano, está ampliamente documentado.
Otro hijo político de Menem, Mauricio Macri, esta semana demostró su incondicional lealtad inaugurando el debido monumento a nuestro General (pero vestido de Civil), en la ciudad de Buenos Aires. ­Válgame Dios! ¿Cómo pueden pensar algunas mentes abyectas que eso fue mero oportunismo político?
Por otra parte, en esta cuestión también queda demostrado el "gorilismo" de las corporaciones que ofrecen miles de beneficios por el día de la Madre y ninguno por el día de la Lealtad.

Anomia por saturación
Se conoce a la anomia como un estado social que se produce por falta de normas que regulen las conductas ciudadanas. En nuestro país, tenemos un fenómeno curioso ya que nuestra anomia no deriva de una ausencia de ellas, sino de un exceso normativo, que, ante su exuberancia, permite su constante elusión. ­Lo que sobran son leyes, lo que falta es cumplirlas! El ejemplo lo está dando nuestra Presidente que no puede desconocer las normas que regulan el ejercicio de su alto cargo. Además de todas las normativas que prohíben a los funcionarios públicos el uso de los bienes del estado para fines personales o político partidarios (viáticos, automóviles, helicópteros, aviones, infraestructura, empleados a sus órdenes, etc.), específicamente se encuentra regulada la utilización de la cadena nacional de radio y televisión, las limitaciones durante la veda política y el tratamiento de los obsequios recibidos durante su mandato.

Diamantes tóxicos
En 1979 el presidente francés Valery Giscard truncó su carrera tras aceptar unos diamantes del dictador africano Bokassa. De nada sirvió la defensa del presidente galo alegando que los había registrado pudorosamente- como bien del Estado francés (tampoco los diamantes eran tan valiosos: 12800 euros). La opinión pública lo sancionó con la pérdida de las elecciones presidenciales de 1981. Llamativamente ganó en primera vuelta, pero en la segunda fue derrotado por Francois Miterrand (ojo sciolistas).
Según estipula la ley 25.188 de Ética Pública, "los funcionarios públicos no podrán recibir regalos, obsequios o donaciones, sean de cosas, servicios o bienes, con motivo o en ocasión del desempeño de sus funciones. En el caso de que los obsequios sean de cortesía o de costumbre diplomática la autoridad de aplicación reglamentará su registración y en qué casos y cómo deberán ser incorporados al patrimonio del Estado, para ser destinados a fines de salud, acción social y educación o al patrimonio histórico- cultural si correspondiere".
Se desconoce cuál ha sido el destino de los múltiples obsequios recibidos durante la gestión del matrimonio Kirchner. Entre ellos están la computadora Apple de última generación que el multimillonario Carlos Slim le regaló a la Presidenta, el cuadro réplica del siglo XI de la Virgen de la Ternura de la catedral de Vladimir que le obsequió el papa Francisco, el sombrero de piel que le dio el ex presidente ruso Dimitri Medvedev, etc. Desde el oficialismo se alega que hace falta una reglamentación para aplicar la ley. ­Qué gauchos!: la reglamentación depende de ellos mismos, de un Decreto Presidencial. A esto se le llama ser "vivos" en nuestro país.
Relacionado con esto, los egiptólogos han descubierto que la expresa manifestación de nuestra Presidenta de sentirse un poco "arquitecta egipcia", encuentra su razón de ser en que el Dios egipcio de la Sabiduría, es, a su vez, patrón de los arquitectos. Las maniobras que señalábamos más arriba, implican para algunos admirativamente- la expresión de nuestra viveza (y en estos coinciden con los opositores) Cristina Fernández debería ser considerada una digna hija del dios de la sabiduría egipcio- esto es, como una gran hija de Ptah, que es el nombre de la sapientísima deidad.
.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia