Diciembre, el mes más largo del año

Ferraro Carlos A.

02-12-2013 - Para algunos el año 2013 ya se terminó. Otros quisieran que se termine ya. Sin embargo, inexorable y esclavizante, el tiempo se toma todo el tiempo para transcurrir, atormentando con su lentitud o premiando con su rapidez.

Para algunos el año 2013 ya se terminó. Otros quisieran que se termine ya. Sin embargo, inexorable y esclavizante, el tiempo se toma todo el tiempo para transcurrir, atormentando con su lentitud o premiando con su rapidez. Por ejemplo, la vida parlamentaria parece haber entrado en vacaciones, a menos que sea extraordinariamente convocada de nuevo, luego de las últimas sesiones ordinarias en el Poder Legislativo y el Concejo Deliberante de la Capital, aunque queda alguna tela para cortar. El Poder Judicial, de no mediar sorpresas enormes, camina por unos veinte días normales antes del inicio de una reparadora feria de verano. El único que seguirá bailando con la más fea, como siempre, será el Poder Ejecutivo. Diciembre se volverá este año más largo que de costumbre. La culpa la tendrá como siempre, el vil metal. O más bien la falta de él.

Legislativas y judiciales

En las consabidas maratónicas sesiones finales, los diputados provinciales pudieron cumplir con varias tareas importantes. Luego de la aprobación definitiva del presupuesto provincial 2014 con lo que cerraron serenamente un capítulo que generalmente trae complicaciones y debates prolongados, insulsos, pero larguísimos. Luego, en sesión especial, los legisladores completaron la grilla de diecinueve vacantes en el Poder Judicial, con ascenso de algunos jueces e ingreso de otros. Volvió con este trámite parlamentario, porque es eso y nada más, la dura y justificada crítica que desde muchos sectores políticos, profesionales y sociales recrudece cuando se producen estos movimientos. Mirando los nombres de los propuestos y aprobados, es difícil imaginar que no brotarán descontentos. A primera vista, los críticos exponen la sensación de un acuerdismo político que se coloca por encima de los requerimientos de una Justicia altamente profesional, y de mecanismos inobjetables y transparentes en las designaciones. Es obvio, y lo dicen en voz bien alta, por si las moscas, que sus objeciones no implican menoscabar las calidades de los nuevos integrantes del Poder Judicial, sino, simplemente, atacan a los mecanismos de selección. Pero ocurre en Jujuy ese mecanismo es el que dicta la Constitución. Ergo: por más que se diga que es una forma de prohijar corporativismos, es una forma legal, y nada menos que constitucional. Desde las dos fuerzas mayoritarias en la vida política jujeña responden con sencillez: “si quieren Consejo de Magistratura, o concursos de antecedentes y oposición, o cualquier otra cosa, cambien la Constitución”. Es así nomás, y fin de la conversación. Es el mismo caso de las quejas cada vez más fuertes para modificar el famoso piso electoral que deja fuera de las conversaciones a minorías que cada vez son menos minorías pero seguirán por ahora sin alcanzar la masa crítica que los siente a la mesa de la cosa pública, si antes no logran una voluntad mayoritaria y expresa de cambiar el sistema vigente. Visto objetivamente, es probable que con los años, se vayan alcanzando estos objetivos que servirían para varias cosas: por ejemplo, nada menos que perfeccionar la democracia, y en segundo lugar, les asignarían una posteridad de bronce a quienes motoricen y consigan que se haga. Pero por ahora, estos son los mecanismos y la ley que consagraron el ingreso a las jerarquías de jueces y magistrados de un grupo de profesionales, como bien se dice, profesionales del derecho de perfiles inobjetables.

Legislativas y educativas

Otro tema trascendente fue la aprobación de la Ley de Educación de la Provincia. Tras años de consultas y debates, y esta vez por unanimidad, se consagró el instrumento legal que buscará renovar los contenidos, las currículas y los objetivos de la educación, tan vapuleados por arcaicos sistemas y marcos legales incompatibles con la realidad. En el recinto hubo algún chisporroteo entre peronistas y radicales, entre la fuerte presencia y el protagonismo de dos diputadas educadoras. Una de ellas, Vilma Rivarola, peronista, presidente de la Comisión de Educación de la Legislatura, y la referente radical Susana Pantoja, autora inicial de un proyecto que se meneó durante muchos años. Felizmente, no fueron mas que celos políticos con característica de fuegos artificiales de fin de año, porque todo terminó cuando ambas bancadas coincidieron en valorar haber sido plurales, y trabajado en multiconsultas con casi todos los sectores involucrados en el hecho educativo de la Provincia para enriquecer el proyecto. Sólo quedó afuera la intención radical de meter en la ley el Begu (Boleto estudiantil gratuito y universal), y estuvo bien, porque el experimento -cuyos propósitos son loables- y que se está desarrollando en la ciudad Capital, todavía hace agua financieramente por los cuatro costados y hubiese perjudicado a la Ley General. Para testimoniar el acierto del dicho popular que asegura que “todo está bien cuando termina bien”, luego de todas las manos levantadas para aprobar la Ley, las mismas manos se ocuparon en un cerrado aplauso. Y en este caso, muy merecido. “Tal vez no sea lo ideal, pero es lo mejor que logramos ofrecer para que el Ejecutivo tenga la herramienta que le permita maniobrar en procura de una educación moderna, inclusiva y amplia” definió con sinceridad y precisión el diputado Jorge Noceti (PJ).

Legislativas municipales

Mientras -como para no alterar el folclore lamentable de los fines de año con elecciones intermedias- en varios concejos deliberantes y comisiones municipales de ciudades y pueblos del interior, se suceden peleas domésticas de terribles consecuencias, se abortan sesiones, se posponen proyectos de tratamiento necesario. Es de esperar que desde la Capital, los dirigentes políticos, jefes y referentes de esos concejales y vocales de comisiones, los ayuden -o les ordenen- rápidamente a encontrar el rumbo de los acuerdos imprescindibles. Se trata de que la gente, que ya estuvo harta de escucharlos decirse de todo durante las campañas, no merece el otro hartazgo de un espectáculo lamentable más, cuando los tiempos que se viven nos recuerdan cada instante que cada día que se pierde, no se recuperará fácilmente. Quizá un poco de grandeza los ayude a moderar las lenguas y a sofrenar actitudes irreverentes para con la majestad y el interés popular y puedan avanzar. El Concejo Deliberante de la Capital -aún con diferencias internas serias- logró finalizar sus sesiones. Fue más fácil para el oficialismo de la ciudad por la mayoría absoluta que maneja. No le importó que se haya retirado la oposición, ni las quejas fundadas por la falta de una rendición de las ejecuciones presupuestarias 2012 y 2013,ni la creación de extrañas tasas que rozan el absurdo y se meten de lleno en la inconstitucionalidad. El Ejecutivo municipal -por ejemplo- salvó el año sin explicar por qué no cobra las tasas por recolección de residuos, y por qué no cobra al transporte el impuesto fijado del 3 % o por qué empresas como Gasnor, tampoco pagan los cánones establecidos. Como tampoco pudo explicar por qué creó una nueva tasa para sostener la emergencia vial en la ciudad, o un impuesto a los combustibles, cuando ya existe en la composición del precio de las naftas y el gasoil un impuesto similar. Esta doble imposición a todas luces se da de patadas con la legalidad y la mismísima constitucionalidad y seguramente, además de encarecer los productos y generar el descontento de la gente, acarreará un largo listado de juicios. Naturalmente, el tándem formado por el presidente del cuerpo Carlos Sadir y los concejales José Luis Sánchez y Cacho Brajcich, elogió la aprobación de su presupuesto, “esto nos garantiza la previsibilidad en la contabilidad y los gastos”, dijeron cerrando filas tras la premisa que tantas veces le criticaron al Gobierno provincial.

Choques en la Unju

El gobierno de la Universidad Nacional de Jujuy tuvo lo suyo. Un grupo de estudiantes, y consejeros estudiantiles, resolvieron la toma del rectorado de la Unju, medida extrema que muy pocas veces alcanzó una expresión tan dura en nuestra casa de altos estudios. Indignados por el mutismo de un rector al que consideran arbitrario y autoritario, el claustro estudiantil se enervó por los manejos discrecionales de las autoridades al momento de la confección del presupuesto del 2014. Los más radicalizados, exigen debatir con el ingeniero Enrique Arnau las prioridades y objetivos en el uso de los recursos. El rector ha preferido el mutis por el foro, dejando a la vicerrectora, la licenciada Mercedes Fumagalli -más diplomática y accesible- la responsabilidad de las ríspidas conversaciones. No es el primer conflicto que se desata en el seno de la Universidad, donde se puede decir que los sectores que se oponen a la conducción de Arnau, sean docentes, no docentes, graduados, no hayan sido prudentes y pacientes. Las crisis -como aquella aún resuelta a medias- del personal de la Radio FM de la Unju, o bien los anuncios de grandes efectos mediáticos como el lanzamiento de la carrera de Medicina que generó la imaginable respuesta en los jóvenes jujeños y que debió ser corregido con discreta elegancia para bajar el tono de expectativas infundadas, siempre lograron ser contenidos. Pero el efecto de un resorte que no se puede mantener eternamente presionado, finalmente saltó a la opinión pública. Los moderados reconocen la fuerte personalidad del rector, su gran capacidad de trabajo y de realizaciones, pero afirman que una impronta de soberbia innecesaria dejó expuesto el talón de Aquiles, justo cuando la gestión que ingresa en sus tramos de despedida, se debería estar preparando para un final mucho más grato. De cómo influirán estos hechos y su posterior solución -o no- en las elecciones, recién se verá en un par de meses. Hasta aquí los candidatos a rector, el contador Oscar Fernández, decano de Ciencias Económicas, quien aparece como continuador apadrinado por esta gestión, y el licenciado Rodolfo Tecchi, hoy ministro de Educación de la Provincia, serían quienes se enfrentarían para “profundizar el modelo”, o intentar cambiar fuertemente el rumbo conocido.

Ay!, Diciembre

Como siempre, en esta época del año, el tema económico se asienta con prepotencia de actualidad en las primeras planas de la realidad. El gobernador de la Provincia, está trabajando con su equipo en la búsqueda de los recursos necesarios para acometer cuanto antes el pago del mes de noviembre, para lo cual además de sus gestiones personales encomendó al ministro Pierazzoli que dedique 24 horas al día a buscar la tranquilidad necesaria. Tranquilidad relativa, porque en un par de semanas, ya deberá estar hablando de la segunda cuota del sueldo anual complementario y ahí nomás, ya tendrá que estar teniendo a mano las respuestas de los sueldos públicos de diciembre. Mientras tanto los gremios, con distintas modalidades, es decir, las de siempre, sólo con algún matiz distinto en la dureza de los planteos vuelven a la carga. El Frente de Gremios Estatales, o la Multisectorial, entre hoy y mañana, lanzaron su ronda de asambleas preparatorias de un encuentro colectivo desde donde saldrán medidas para poner al Gobierno entre la pared y sus reclamos. Además de los ya conocidos, no han descartado la exigencia de un plus o bono de fin de año por compensación de inflación. Los más lanzados dijeron $ 2.000. Los más cuerdos, dicen que se conformarían con $ 500. Aquellos saben que piden imposibles. Éstos creen que se podrá negociar hasta último momento, aún cuando tomaron nota que el jefe de Gabinete Jorge Capitanich ya le dijo varias veces a la prensa que el Gobierno nacional ni siquiera analiza la posibilidad de otorgar un plus o bono a trabajadores y jubilados, ni estatales ni privados. Todas las provincias languidecen. Mendoza, por citar un ejemplo, anunció que no tiene fondos para el aguinaldo y el gobernador Paco Pérez les pidió a Capitanich y Kicillof una ayuda extraordinaria de $ 250 millones, ya. Mientras estos temas ocupan el pensamiento del gobernador, Eduardo Fellner madura en la intimidad los cambios para dejar entrar aire fresco a su gabinete. Y también sahumar Gobierno y partido con dos objetivos: sepultar los efluvios de las pasadas elecciones e iniciar el tránsito por el 2014 con bríos renovados. Trascendió en las últimas horas la posibilidad de que el ministro Facundo Figueroa Caballero no asumiera su cargo como concejal, prefiriendo continuar al frente de la cartera de Desarrollo Social. La especie obtuvo automáticamente un firme rechazo dentro y fuera del oficialismo. Imaginar que después de tanta lucha por hacer pie en medio del tsunami radical en San Salvador de Jujuy, se pueda convertir aquella candidatura a edil en un hecho meramente virtual, es un despropósito. Sobre todo cuando FFC, en desigual lucha contra los titanes, alcanzó con casi 33 mil votos, una cabecera de playa importante, donde pudo clavar la bandera del Frente para la Victoria, y desde donde tendrá que convertirse junto a otros -como el no menos meritorio Gastón Jacquet- en avanzada de la próxima pelea por San Salvador de de Jujuy. Como si todos los temas fueran pocos, Eduardo Alfredo también  debe meterse de lleno nuevamente en la espinosa cuestión del Ingenio La Esperanza. Ayer comenzó diciembre y aún no aparecieron noticias reconfortantes de la conformación de la UTE que tomaría a su cargo la administración y explotación del complejo agroindustrial. La zozobra está colgando como la espada de Damocles, sobre tan tensa espera. Allí auxilia al gobernador con gran solvencia el ministro Oscar Insausti, quien tampoco dormirá muy tranquilo en lo que queda del año. Quién inventó el refrán que dice: “Más largo que el mes de agosto”, ¿nunca habrá imaginado que diciembre, le podía competir… y ganarle?

 


 

 
 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia


· Hace 12 meses

JUJUY ES PARA LOS JUJEÑOS, ELIJAMOS GOBERNANTES NETAMENTE JUJEÑOS EN 2015

carlos  lopez
carlos lopez · Hace 12 meses

FELLNER Y SUS ASOCIADOS NO TIENEN IDEA DE QUE ESTÁN GOBERNANDO....SI UNA PROVINCIA O SU ESTUDIO JURIDICO!!!!ESTE CORDOBÉS NOS TIENE REPODRIDOS COMO SU ANTECESOR SANTIAGUEÑO BARRIONUEVO!!!!TODO ESTÁ HECHO UN LIO PORQUE NO PREVEEN NADA!!!!! TODO ES PATEAR PARA MAS ADELANTE....ES UN GOBIERNO ESPECIALISTA EN PONER PARCHES....Y TIENE VOCACIÓN DE BOMBERO YA QUE SOLO APAGA INCENDIOS QUE EL MISMO PROVOCA CON SUS ACTITUDES DE UNA TREMENDA MALA PRAXIS POLITICA....FERRARO ES TAMBIEN UN ESPECIALIOSTA EN ESO....YA EL TAMBIEN LO HIZO....MANGA DE IMPROVISADOS!!!!!ESTAMOS HARTOS LOS JUJEÑOS DE ESTOS PERSONAJES!!!!!!

· Hace 12 meses

ENERO ES TIEMPO DE PARITARIAS , SI ES QUE SE QUIERE PREVISIBILIDAD EN LA PRIMERA QUINCENA DE ENERO TIENE QUE DISCUTIRSE LAS PARITARIAS PORQUE LA INFLACION-DEVALUACION YA SE DEVORO LA ANTERIOR, TENDRIA QUE SER SEMESTRAL, SI O SI

· Hace 12 meses

MIENTRAS TANTO LOS EMPLEADOS PUBLICOS Y PRIVADOS DE LA POBRE BOLIVIA SE REGOCIJAN PORQUE SU PRESIDENTE YA DECRETO QUE SE PAGUE COMO PREMIO DE FIN DE AÑO EL DOBLE AGUINALDO Y AQUI LA RICA ARGENTINA Y MECA DE LOS HERMANOS BOLIVIANOS ????????????

carlos  lopez
carlos lopez · Hace 12 meses

Y????????????????DONDE ESTÁ LA PREVISIBILIDAD FINANCIERA DE LA PROVINCIA!!!!!AHORA NO SABEN COMO PAGAR LOS SUELDOS Y EL AGUINALDO.....!!!!!!DONDE ESTÁN LOS CAPOS DEL MINISTRO DE ECONOMÍA DE LA PROVINCIA Y EL GOBERNADOR!!!!TODOS LOS AÑOS NOS HACEN PADECER PARA COBRAR LO QUE DEBERÍA SER UNA NORMALIDAD....AL DIABLO CON LA PREVISIBILIDAD...HABRIA QUE CERRAR LA FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS....SON MUY BURROS E INOPERANTES!!!!!