Luciana Fernández, la siamesa de 14 meses que sobrevivió a la cirugía de separación realizada el 2 de mayo pasado en el hospital Posadas fue dada de alta hoy y regresó a su hogar, en el partido bonaerense de Moreno.
El parte médico de alta informó que "las condiciones de egreso de la paciente Luciana son hemodinámicamente y respiratoriamente compensadas con un laboratorio de seguimiento normal, alimentación por vía oral y en plan de mejorar su aspecto nutricional pero de forma ambulatoria".
Bianca, la hermana siamesa de Luciana, a quien estaba unida por la pelvis murió a raíz de una falla hemodinámica irreversible luego de una operación de más de siete horas y que requirió el trabajo de 40 personas en un mismo quirófano.
"Se consideró esta cirugía por aceptación de los padres de correr el riesgo de separarlas y el hospital acompañó en este proceso. Llegaron a este centro de salud desde Moreno durante el periodo de gestación, se atendieron en el consultorio de medicina fetal y recibieron tres cirugías previas de preparación para la división", explicó el Hospital en un comunicado, tras la muerte de Bianca.
Los médicos del Posadas, en la segunda etapa de separación de las siamesas, debieron realizar la división y reconstrucción funcional de todos sus órganos. El procedimiento fue exitoso y las dos niñas habían sido internadas en el sector de terapia intensiva pediátrica con asistencia respiratoria mecánica. De la planificación e intervención participaron los equipos médicos de cirugía infantil, urología infantil, cirugía plástica, terapia intensiva pediátrica, laboratorio, traumatología, diagnóstico por imágenes, hemoterapia, plantel de enfermería e instrumentadoras. Además, participaron previamente el servicio de nutrición y el comité de ética.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora