En marzo, el norte provincial sufrió una serie de apagones que irritó a la población muy cerca de las elecciones. El gobierno provincial anunció entonces que en seis meses estaría terminada la línea de alta tensión Apolinario Saravia - Pichanal, con la que se esperaba salvar los problemas de tensión y los recurrentes cortes eléctricos en Orán. La promesa quedó solo en promesa.
La línea de alta tensión de 132 kv entre Apolinario Saravia (Anta) y Pichanal (Orán) fue licitada el 18 de septiembre de 2014 por Edesa en $366.599.647. Así consta en un informe que la Bolsa de Comercio de Buenos Aires recibió el 10 de noviembre de 2014 del grupo que controla a la distribuidora privada del servicio eléctrico en Salta.
Según los balances que Edesa Holding también giró a la Comisión Nacional de Valores, la obra eléctrica de casi $367 millones fue contratada el 30 de septiembre de 2014 con Zoricich Construcciones Eléctricas SH.
La misma sociedad de hecho es la que ejecutó, por cerca de $84 millones, la línea de alta tensión entre Senda Hachada y Dragones, sobre la ruta nacional 81.
Aquel tendido de 132 kilovatios, comprendido en el Fondo de Reparación Histórica (FRH) e inaugurado el 17 de diciembre de 2014, tiene 65 kilómetros e incluyó, en el presupuesto global de $83.819.162, la construcción de una estación transformadora en Dragones.
A simple vista traslucen sustanciales diferencias de precio, ya que la línea concluida en el departamento San Martín tiene más de la mitad de la extensión que el tendido de Anta a Orán, pero costó menos de una cuarta parte. Aunque los proyectos fueron calculados uno en 2012 y el otro dos años después, las diferencias de costos son tan marcadas que no se justificarían ni con índices hiperinflacionarios.
Uno de los puntos más controvertidos de la obra fue el proceso de contratación. Es que la línea de Apolinario Saravia a Pichanal no fue licitada por la Provincia, sino por Edesa.
Economía justificó la decisión en "la celeridad con que se requieren las obras" y en la "incumbencia técnica de Edesa". Recordemos que las líneas de transporte eléctrico son operadas en la región por la empresa Transnoa y no por la distribuidora. Empresarios del sector estimaban que el costo global de los trabajos no debería superar los $253 millones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 10 meses

Ninguna obra pública, resistiría un buena "lupa".


Se está leyendo ahora