*

Dificultades para circular en las nuevas peatonales
Las peatonales Alberdi y Florida, cuya refacción demoró más de un año y costó más de 20 millones de pesos, no cumplen con requisitos básicos para ser accesibles para todas las personas. La obra se inauguró en septiembre de 2015.
"Tienen muchas fallas. Por ejemplo, una persona con silla de ruedas no puede pasar por adoquines porque vibran y a veces las personas tienen tutores en la espalda", observó anteEl Tribunola arquitecta Alejandra María Ibáñez, coordinadora de la Comisión de Accesibilidad al Medio Físico del Colegio de Arquitectos de Salta.
"Ha existido la buena voluntad de poner un piso táctil guía direccional, pero no cumple con la accesibilidad. Esas guías táctiles conducen a un fin pero no brindan información a la persona no vidente. A la entrada debería haber una maqueta táctil con señales y también un sistema de audio. A la altura de un local, en el piso, debería haber una señal táctil de alerta que diga "Pare''", advirtió la especialista.
Ibáñez destacó que los bancos para sentarse no cumplen con los requisitos para la tercera edad. "Han intentado arreglarlo poniéndoles una madera en el respaldo. Ellos necesitan los apoyabrazos y una altura determinada, medidas que son universales. Al lado debería haber espacio para una silla de ruedas", señaló.
"La calle Florida es aberrante, tiene muchas desprolijidades. Hay personas con muletas que no pueden ni sentarse. Si hay un espacio con bancos es para que la gente lo use en forma inclusiva. Acá estamos discriminando", lamentó.
"Tenemos una ciudad donde las veredas no son accesibles. La ley nacional 24.314 de accesibilidad para personas con movilidad reducida dice hay que hacer un itinerario mínimo de 1,50 metros. Lo ideal es 1,80 metros, por donde pasan dos sillas de ruedas", expresó la arquitecta.
"Tratamos con una gama amplia de personas, que va desde una netamente con discapacidad hasta quien tiene mermas. La iluminación, la comunicación y la señalética son importantísimas", sentenció.
"Es fundamental empezar a trabajar en accesibilidad. Están las normativas y los compromisos. Ahora hay que concientizar para su aplicación a todas las personas y a los funcionarios, que son quienes están en función de la comunidad", observó.

Elementos accesibles:

  • Rampas
  • Piso táctil direccional y de alerta
  • Maqueta táctil con audio
  • Bancos con apoyabrazos
  • Basureros con altura adecuada
  • Bebederos con dos alturas y espacio para sillas de ruedas
  • Iluminación

"El buen diseño capacita, el malo discapacita”

Las siete pautas del diseño universal fueron planteadas en la Declaración de Estocolmo en 2004, bajo la frase: “El buen diseño capacita, el mal diseño discapacita”. El documento busca obtener una mejor calidad de vida aplicando los siguientes conceptos:
  1. Uso equitativo:el diseño puede ser usado por sujetos con diversas habilidades.
  2. Flexibilidad:el diseño se acomoda a una amplia gama de capacidades individuales.
  3. Uso simple y funcional:no importa la experiencia, conocimiento, idioma o nivel de concentración.
  4. Información comprensible:el usuario recibe la información necesaria, aunque posea una alteración sensorial.
  5. Tolerancia al error:el diseño reduce al mínimo los peligros de acciones accidentales.
  6. Bajo esfuerzo físico:el diseño puede ser usado con un mínimo de fatiga.
  7. Espacio y tamaño adecuados:es posible la aproximación y el uso, sin importar tamaño, postura o movilidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...