Difunden fotografía de un OVNI tomada en Purmamarca

05-09-2011 - La imagen fue realizada accidentalmente por Alejandra Ferraris, una salteña que se encontraba de paseo en nuestra provincia el 25 de abril de este año.

Catalogada por los primeros investigadores que la cotejaron como “la más sobresaliente fotografía OVNI del siglo en la Argentina”, por primera vez se da a conocer la imagen que presentamos en esta página. Se trata de una imagen tomada accidentalmente por Alejandra Ferraris, el 25 de abril de 2011, a las 15.35, sobre ruta 9, en la salida de Purmamarca, en nuestra provicnia   Jujuy.

Según publicó el El Tribuno de Salta, la imagen se encuentra cargada de detalles de una tecnología hasta ahora desconocida, así fue determinado por el laboratorio fotográfico del medio que concluyó  que se trata de un objeto verdadero, de varios metros de extensión, que pertenece a la toma y que no fue incluido mediante operaciones digitales.

Alejandra Ferraris es una ama de casa rosarina que reside con su esposo y su hija en Salta. Según propias palabras, Alejandra nunca tuvo un interés previo en el tema ovniológico, ni “tengo la costumbre de hacer muchas fotos”. Por el contrario, esta toma, realizada a principios de año durante un viaje de paseo, quedó memorizada en el teléfono celular Nokia C3 con que se la hizo. “Esperábamos turno en el consultorio médico cuando mi hija quiso cambiar la imagen del protector de pantalla y agarró la imagen que había tomado varios meses antes. Ella fue la que me dijo que había una mancha. Cuando la agrandamos, nos dimos cuenta de esto, que es muy raro”, contó Alejandra. Según sus propias palabras, nunca tuvo interés de dar a conocer su foto a la prensa, hasta que un amigo, Santiago Dávalos, comprendió su importancia.

“La toma es una de varias que saqué mientras íbamos sobre la ruta, con mi madre y mi marido. Están hechas a través de la luneta trasera. Tenemos un Renault Sandero y andábamos a unos 80 kph, más o menos. No vimos, ni escuchamos nada. Ni tampoco supimos de alguien que hubiera visto algo. Sacamos varias fotos. En ese momento, disparé varias veces porque estaba retratando los colores, las montañas. Si se fija, la cámara no está apuntando al cielo. Me acuerdo claro porque estuvo lloviendo en los días previos y yo quería que salga el sol para poder llevar a mi madre de paseo. Para mí es algo muy raro. Parece una nave a control remoto, no tiene sentido para mí”, comentó Alejandra.

A las pruebas de laboratorio se suma el desinterés de la autora de la fotografía en su promoción. Ambos hechos hablan de la veracidad del evento. Sorprendente por su nitidez, en la imagen pueden distinguirse luces del fuselaje, tal vez focos de un sistema de propulsión. Si bien es un prototipo desconocido para el gran público, su “forma de libélula” nos habla de una tecnología posible.

Según se puede ver en un video de YouTube, en la Universidad de Tecnología de Delft, se diseñó un insecto mecánico similar a una libélula, que pesa 16 gramos. Puede despegar y aterrizar de forma vertical, ir hacia adelante y hacia atrás, portando una cámara. El diario norteamericano “The Washington Post” ya había señalado la existencia de estos robots en actos políticos durante la presidencia de George Bush. Se trataría de herramientas de alta tecnología militar dedicadas al espionaje, puestos en marcha por el Departamento de Seguridad Nacional. “Si se revisa cómo vuela una libélula, muy difícilmente se encuentre una nave que la supere”, dice Barrera Escorcia en su artículo “El vuelo de la libélula y su aplicación tecnológica” en la revista “Chapingo”, volumen 12, de la universidad de ese estado mexicano.

En la nota se describen las nuevas tecnologías aplicadas a estos prototipos, entre los que pueden mencionarse los que provocan invisibilidad. La técnica fue desarrollada por la Universidad de Filadelfia y consiste en reducir la visibilidad de los objetos, deteniendo la dispersión lumínica que emiten. ¿Se trataría entonces de una nueva generación de “aviones espía”? No casualmente, la FFAA argentina abrió una comisión propia para estudiar el fenómeno OVNI con otra perspectiva: la defensa nacional.

La popularización de tecnologías audiovisuales amplió las posibilidades de registrar eventos fugaces como los OVNI.La presente toma fue hecha fortuitamente con un celular, por una ama de casa que la detectó varios meses después.Aunque su tecnología es desconocida, el aparato se acerca a prototipos secretos de naves espías de las grandes potencias.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia