Un diputado laborista británico dimitió este martes de la presidencia de un influyente comité parlamentario dos días después de que un tabloide publicara que contrató a dos prostitutos.
Keith Vaz, de 59 años, uno de los políticos de origen surasiático más conocidos del país, casado y padre de dos hijos, fue sorprendido pagando a dos hombres por sus servicios sexuales, en una noticia publicada por el Sunday Mirror.
En una de las conversaciones con uno de los hombres, Vaz se ofreció a comprar cocaína, aunque precisó que él no iba a tomarla. ‘Aquellos que vigilan porque otros cumplan sus responsabilidades, deben a su vez cumplir las suyas‘, dijo Vaz en un comunicado.
El diputado deja el Comité de interior para que este pueda realizar ‘su importante trabajo (...) sin distracciones de ningún tipo‘.
Vaz, que fue secretario de Estado para Europa en el gobierno de Tony Blair, preside un comité que investiga asuntos de inmigración, drogas, y prostitución.
La historia, narrada con la típica abundancia de detalles escabrosos de la prensa tabloide, provocó un debate sobre la intrusión en la vida privada de los políticos.
Pero The Sunday Mirror justificó la publicación porque Vaz presidía un comité que se encargaba precisamente de asuntos de drogas y prostitución. En un comunicado anterior, Vaz atacó a los periodistas al tiempo que lamentaba ‘el daño y la angustia causados por mis acciones‘.
Vaz, que nació en Yemen, hijo de padres indios, fue elegido diputado por primera vez en 1987.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora