La iniciativa -que ahora debe ser tratada por el Senado- establece una mejora del 50% de las ayudas del Estado para el sostenimiento del empleo en situaciones de crisis, los denominados Repro (Recuperación Productiva), para las PyMEs, además de quedan instaurados por ley.
Además, dispone que las PyMEs tendrán derecho a deducir de Ganancias un 10% sobre el valor de la o las inversiones productivas que realicen y quedarán exentas de pagar el impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.
Asimismo, las empresas podrán solicitar un bono fiscal, correspondiente al IVA técnico que les retiene la AFIP, que servirá para pagar impuestos nacionales. El proyecto aclara que entre el 1 de julio de este año y todo el 2018 -el plazo de vigencia de la ley- las PyMEs no podrán sufrir aumentos en la carga tributaria.
Fuentes parlamentarias estimaron que el costo fiscal total del programa de fomento fiscal a las pymes es de 35 mil millones de pesos anuales.
Las PyMEs también podrán ingresar el impuesto al cheque como pago a cuenta de ganancias, además de obtener otra serie de beneficios relacionadas con obligaciones negociables, pagarés, sociedades de garantía recíproca y bonificaciones de tasas. Además, podrán pagar el IVA a los 90 días: es decir, el monto correspondiente a enero lo pagarán en abril; el de febrero, en mayo, y así sucesivamente.
Durante el debate en la Cámara de Diputados, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, destacó: "Argentina es un país de pequeñas y medianas empresas. Los trabajadores argentinos están preocupados, tienen miedo que la caída de la actividad económica, la inflación, los aumentos de tarifas y la apertura de las importaciones pongan en riesgo sus fuentes de trabajo". "Por eso, desde el Congreso estamos impulsando una ley que le va a hacer más fácil la vida a las PyMEs que quieren expandirse, crear nuevos empleos y desarrollar nuevos productos. Esta Ley ayuda a las Pymes, que son las que crean trabajo", añadió. Subrayó que "esta es una ley que nosotros reclamamos hace tiempo porque las PyMEs son el corazón de nuestra economía".
"Estamos defendiendo el interés de todos los trabajadores, de los que se toman el colectivo para ir a laburar, de los emprendedores que no bajan los brazos pero necesitan que el Estado les tienda una mano. Estos son los momentos en los que el Estado no puede faltar. No podemos dejar que el mercado se acomode solo, como mejor le convenga. No podemos dejar que gane el más fuerte", añadió.
También resaltó que el país "se desarrollará de la mano de las PyME, o no se desarrollará. Podremos tener crecimiento como en los '90, pero nunca un desarrollo para todos. Vamos a acompañar a las PyMEs para que puedan pasar la tormenta y además tengan incentivos para crecer. Queremos que el Estado sea la vela, no el ancla de la economía".
Massa puntualizó que, a través de la ley, se aumentan "los beneficios para las empresas que compren nacional, que pasa del 7% al 20% el tope para PyMEs, obligando a las aseguradoras a invertir más en capital de trabajo".
"Además, las que inviertan van a tener importantes descuentos y beneficios impositivos en el impuesto a las ganancias y en el pago de IVA. Con los cambios que introdujimos, 7 de cada 10 pesos que inviertan van a dejar de pagar Impuesto a las Ganancias", explicó.
En tanto, el radical Luis Borsani dijo que "las micro, pequeñas y medianas empresas representan el 98% de las empresas en la Argentina y son responsables del 50% del trabajo formal. Ése es el universo de empresas para el cual estamos legislando". Por su parte, el macrista Luciano Laspina consideró que "esta ley surge de proyectos presentados por la oposición y por el Poder Ejecutivo. El dictamen de mayoría ha permitido fusionar en una ley lo mejor de cada uno de estos proyectos. Esto es un ejemplo importante de cómo debe funcionar el Congreso".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora