Por ejemplo, ¿qué se le dice a Karina Winckler, gran defensora de muchas cosas que tienen que ver con el pueblo, y a Diego de la Vega, qué se le dice a esta gente?", fue la pregunta capciosa del periodista Luis Viñuela, de Radio Libertad. "Valoramos enormemente la voluntad que han tenido muchos hombres y mujeres....", empieza a decir la diputada justicialista Beatriz Bogado, pero Viñuela la interrumpe y le da una segunda oportunidad:

—"¿Pero usted sabe qué historial tiene Diego de la Vega?"

—"Sí, por supuesto", responde ella.

Este diálogo desopilante tenía lugar a continuación de la elección el lunes pasado del Defensor del Pueblo de la provincia del Chaco en un procedimiento que muchos calificaron de simulacro y que lamentablemente es habitual, no solo en los congresos provinciales sino también a nivel nacional: se abre la participación a diversos candidatos, se convoca a una audiencia pública, se debate, pero todo queda en pantomima, porque el candidato ya fue "consensuado" entre los diferentes bloques.

La diputada Bogado es además secretaria de la Comisión de Asuntos Constitucionales, algo que ella misma se encargó de recordar en la entrevista, por lo cual tuvo un rol en la organización de la sesión de la que resultó electo Gustavo Corregido, como defensor del Pueblo, propuesto por el bloque del PJ, y Hugo Maldonado como defensor adjunto, a instancias del bloque de la UCR. Y todos contentos.


Beatriz Bogado y Rubén Guillón, diputados justicialistas del Frente Chaco merece màs
Menos los otros candidatos, numerosos y, en opinión de Viñuela, con muy buenos antecedentes. Molesto por un inútil protocolo de convocatoria y debate, puesto que todo estaba previamente arreglado, el conductor de "Palabra por Palabra" le lanzó una ironía a la legisladora sin imaginar que ésta respondería "en serio" que la candidatura de Corregido superó a la del Zorro...

Para que no quedaran dudas, Viñuela le volvió a preguntar: "¿Por qué se votó a Gustavo Corregido y no a Diego de la Vega que nos defendió tanto?". La respuesta fue: "Valoré el trabajo que ha hecho Corregido".


Aunque cueste creerlo, la performance de Bogado en el micrófono fue superada poco después por su compañero de banca, Rubén Guillón. Ambos pertenecen al PJ y al Frente Chaco Merece Más.

Esta vez, Viñuela subió la apuesta y apeló a otros superhéroes. No hubo caso.

"Recién charlábamos con Beatriz Bogado y le hablamos de Diego de la Vega y ella coincidía con nosotros, pero nadie lo votó", fue la introducción del entrevistador.

A modo de respuesta, el diputado aseguró haber analizado los antecedentes de todos los candidatos y haber estado presente en la audiencia pública "desde el primer minuto hasta el último minuto".

—"Me tomé el trabajo de escucharlos a todos respetuosamente", dijo.

—"¿Y escuchó a Diego de la Vega y a Bruno Díaz?",

—"También, también"

—"El señor Kent, si no me equivoco también, ¿no?"

—"También, el señor...."

—"Clark, sí", completó el periodista.

A esta altura, lo admirable era la contención de Viñuela, que no sólo no soltó una carcajada, sino que siguió muy compuesto con la entrevista, superándose a sí mismo en la siguiente pregunta.

—"¿Hay gente que fue así, tal cual es, como Bruno Díaz, sin enmascararse ni nada, no?"

— "Sí, sí", dijo Guillón, deshaciéndose en elogios al compromiso de todos los candidatos.

La frutilla del postre vino cuando Viñuela le preguntó: "¿Hay esperanzas de que nos defiendan Bruno Díaz o Diego de la Vega dentro de cuatro años?". Lo que dio pie a que el legislador volviera a apelar a las palabras compromiso, participación, consenso, etcétera, etcétera.


Cabe señalar que la sesión del lunes en la cual se eligió al nuevo Defensor del Pueblo y se aprobó un endeudamiento por 4 mil millones de pesos pedido por el Poder Ejecutivo Provincial (en manos kirchneristas) sucedió a una semana tumultuosa en la cual no se pudo sesionar por un enfrentamiento violento (que dejó heridos de bala) entre dos grupos del gremio de empleados municipales que fueron a protestar frente a la Cámara de Diputados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Maquina Autonomo
Maquina Autonomo · Hace 7 meses

Jua jua jua jua lo único que le interesa estos desgraciados es ir al Cajero y le larguen los bielletes de fin mes y me quedo corto si por hay habrán echo la gran Lázaro.

jorge agustoni
jorge agustoni · Hace 7 meses

Si Kafka viviera aquí y ahora, a pesar de todo su genio se moriría de hambre. La estupidez y la inmoralidad de estos funcionarios (y tantos otros) no tiene límites. Estamos viviendo momentos inéditos, en los que contando con la posibilidad de información al instante y de todo el mundo, los funcionarios no temen quedar en ridículo, opinar de cualquier cosa, bailar por un sueño, hacerse ricos sin trabajar, tratar de taparse unos a otros, hacer ostentación de riquezas injustificables, decirle al "pueblo" cómo pensar y cómo vivir, y encima se dan premios a la "excelencia" a sí mismos (Godoy) Como hubiera dicho un viejo amigo mío que ya partió: "no tienen un cachito de argicultura.

delfin llanos
delfin llanos · Hace 7 meses

Es patético pero desgraciadamente es la realidad en la que vivimos, ocupan un puesto porque están colados de algún político que la gente conoce, no como es y como se desempeña, lo conocen porque aparece todos los días en los diarios y en la tele, jamás de molestan por averiguar antecedentes, o que es lo que piensa, menos que curriculum tienes, mucho menos qué planes tienen, por eso agarran el micrófono y con palabras grandilocuentes, les mienten un montón de cosas que después no las cumplen, pero como el hecho ya está consumado, el candidato ya fue elegido, entonces o se olvidan o tienen vergüenza para pones la cara y decir me equivoque y asi pasan cuatro o mas años con un caradura encumbrado en el poder que les dio la ciudadanía (léase gilada) y lo único que hacen es chorear, ni idea tienen para que lo eligieron ni mucho menos que es lo que tienen que hacer, no saben para que los eligieron, Dios mío asi estamos y asi seguiremos, en un país que es el retrato fiel de la mayoría de la gente que lo habita.


Se está leyendo ahora