Los diputados tratarán en la sesión de mañana, sobre tablas, un proyecto de ley que envió el Ejecutivo para prorrogar hasta el 31 de diciembre del próximo año la vigencia de la exención al impuesto a las Cooperadoras Asistenciales.
Este régimen está destinado a empresas que incrementan la planta de trabajadores.
Para el Gobierno provincial, la política de fomento basada en incentivos fiscales es inversión a futuro, a pesar de que esto implique que el Estado renuncie a percibir potenciales ingresos. Sobre beneficios sociales, sostiene que los empresarios ven disminuidos sus costos y los alienta a invertir en la provincia y se favorece la generación de empleo, que en forma paralela apareja mayor consumo de bienes en el mercado.
10millones le darían a la capital. Esto despertó el enojo del intendente Gustavo Sáenz, quien reclama más fondos para obras.

Obras superpuestas

Algunos diputados mostraron su enojo por dos cosas: la primera, que muchas obras propuestas también figurarían en el presupuesto de la provincia, por lo que habría superposición. Y la otra es que la plata sea para gasto corriente y no se hagan las obras.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora