El delegado del pueblo wichi de Santa Victoria Este ante el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Gervasio Barbier, se comunicó con el El Tribuno para manifestar su descontento con algunos aspectos de la visita a la zona del presidente Mauricio Macri, el miércoles pasado.
"La verdad que muchos hermanos aborígenes no pudieron ni entregarle sus petitorios y solo algunos tuvieron acceso a él en el complejo municipal. Éramos muchos los que teníamos temas para plantearle, pero nunca hubo oportunidad", remarcó Barbier, que tuvo críticas para Nación, Provincia y municipio. "Acá en la radio muchos están criticando. A mí me hubiese gustado mostrarle en el estado que se encuentra nuestro hospital, de la falta de médicos y ambulancia; que en los puestos no hay remedios. Me hubiese gustado que nos cuente qué va a pasar con nuestras tierras y mostrarle nuestras necesidades. Acá tenemos problemas de agua, de luz, de teléfonos. Parece que solo vino a hablar de la Macedo (por la pareja del gobernador salteño)", criticó el dirigente de la comunidad wichi Kilómetro 2, a unos kilómetros de Misión La Paz.
Además criticó a Vialidad de la Provincia por el estado de la ruta provincial 55 que conduce a Misión La Paz, donde se encuentra ubicado el puente internacional con Paraguay. "Es un desastre el camino. Nunca lo arreglan y cuando vino Macri se veían las máquinas por el pueblo a todo vapor para arreglar las calles por donde iba a pasar. No puede ser. Mi camioneta se rompió a la altura del piquete de la comunidad Lahakahonhat, que sigue pidiendo luz y agua", reprochó.
Además le reclamó al intendente, Moisés Balderrama, no haber impulsado un encuentro con Macri. También le pidió al Gobernador Urtubey que "no ponga en la UEP gente que ya tienen cargos de agente sanitario o maestros".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora