La provincia de Buenos Aires atrasa 22 años. En 1994 la reforma de la Constitución declaraba necesario avanzar en la autonomía municipal plena, hoy el régimen municipal bonaerense vigente es en su esencia del siglo XIX. Estamos discutiendo la conveniencia o no de la división de La Matanza en cuatro nuevos municipios, desconociendo y negando la existencia de pueblos movilizados en la búsqueda del reconocimiento de su tierra como un nuevo municipio, algunos desde hace mas de 30 años.
A través de la experiencia que nos fue dando introducirnos en la problemática municipal, desde la Asociación para el Reconocimiento de Nuevos Municipios de la Provincia de Buenos Aires venimos insistiendo en la impostergable necesidad de una profunda reforma de la Provincia de Buenos Aires si es que realmente queremos sacarla del atraso, postergación y caos (hacinamiento, inseguridad, desorden generalizado, necesidades básicas incumplidas) en que estamos apresados los bonaerenses y en particular los del conurbano, donde el exponente máximo es La Matanza. Dicha Reforma debe comenzar por el reordenamiento territorial a través de la división de municipios, seguir por la reforma política (ya iniciada con la limitación de los mandatos), luego proceder a la reforma de la carta orgánica municipal para, finalmente con la provincia ya ordenada, concluir otorgando la autonomía municipal que es reconocer la madurez política de la ciudadanía que ya puede autogobernarse a nivel municipal. El reordenamiento territorial tiene que abarcar a toda la provincia y no puede agotarse en dividir el municipio a la intendente Verónica Magario, que justificadamente se siente agredida.
Bienvenida la división de La Matanza si es en el marco de un plan serio, integral, estudiado por profesionales idóneos que saque a la provincia de Buenos Aires del estado de precariedad en que se encuentra y que nos brinde a los ciudadanos una vida mejor. Si por el contrario la división responde a intereses puestos en debilitar el poder político de la oposición (La Matanza, Lomas de Zamora y Alte. Brown están gobernados por el FpV) estaremos en presencia de una decisión política mezquina que, aunque beneficie a los habitantes, está en sintonía con lo que conocimos en los gobiernos anteriores.
Es tiempo de empezar a transitar el camino de los cambios que Buenos Aires necesita. Si María Eugenia Vidal se anima a hacerlo pasará a la historia como la gobernadora que rescató del abismo a nuestra querida provincia; si no lo hace habrá impedido una vez más el acceso de los bonaerenses a una mejor calidad de vida.
* Secretario de la Asociación para el Reconocimiento de Nuevos Municipios de la provincia de Buenos Aires.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora