En medio de un gran hermetismo, los investigadores del crimen del cirujano Guillermo Luna y su pareja, Laura Favre, ocurrido en City Bell, intentaban establecer si el hecho se produjo en medio de una brutal pelea en el interior de la camioneta del profesional.
La extraña posición en la que fue encontrado Luna en su camioneta Kia, con la cabeza recostada en el asiento trasero y los pies hacia el baúl, además de los roces de bala que recibió Favre, junto a la herida en el cuello y en el maxilar que le provocó la muerte, son elementos que hacen descartar en principio una cuidada ejecución.

Nueva tesis

Mientras que también se suma a la tesis de la pelea el hecho de que la camioneta, antes de terminar a un costado de un camino vecinal de la zona de Gorina, derribó varios postes de luz, el elemento disonante son las vainas servidas de calibre 45 y 9 milímetros que fueron encontradas fuera del habitáculo del rodado.
En medio de las pericias, según indicaron fuentes ligadas a la investigación, se intentaba determinar si el hecho de que la puerta trasera de la camioneta se abrió con el choque o fue golpeada adrede en plena agonía por Luna, posibilidad que explicaría la extraña posición del cuerpo con los pies hacia atrás, mientras la mujer fue hallada en asiento del acompañante.
Además de esas circunstancias, los investigadores, al mando de la fiscal Leila Aguilar, quien ya anticipó este martes que está casi descartada la hipótesis del robo, analizan otras evidencias como la posible existencia de rastros de terceras personas en la camioneta, las últimas llamadas realizadas por las víctimas y personas del entorno que podrían tener motivos para cometer el crimen.
También se intentaba establecer dentro del abanico de averiguaciones, la identidad de L.M. una mujer a la que Favre le dedicó twits con duros términos como "gato barato" y "prosti revoloteando".
Luna, de 65 años, y Favre, de 41 y profesión anestesista, fueron encontrados asesinados en una zona de quintas cercana a La Plata.
El médico cirujano estuvo involucrado en 2001 en una causa penal denominada "Lolagate", en la que fue acusado de hacer negociados con la obra social IOMA. El cirujano llegó a estar detenido junto a otros dos profesionales como acusados de hacer pasar implantes de pechos como operaciones de hernias y várices, entre otras prácticas, para contar cobertura de la obra social. Luna era director médico de la Fundación Estética y en su Facebook se lo ve con gente conocida del espectáculo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora