El hecho ocurrió en la noche del sábado en Cortada 538 del Barrio Mosconi. Según informó Diario Uno de Entre Ríos, el agresor, identificado como Reinaldo Ojeda, quien es prefecto, tras el femicidio de su expareja se dirigió a la casa de su actual novia y le efectuó dos disparos que le provocaron la muerte.
Luego se dirigió a su casa en su moto tipo Tornado color blanca, momento en el que fue interceptado por personal de la comisaría 17 en calle Larramendi y fue detenido. Personal de Criminalística y Homicidios realizan pericias en Cortada 538 y en calle Medus y Antelo, con instrucciones de los fiscales en turno.
Información extraoficial da cuenta de una tercera persona baleada que se encuentra internada en el hospital San Martín de esta capital. Se trataría de un joven de 27 años, vecino de su expareja.
Según informó la Policía entrerriana, el primer ataque se produjo en una vivienda en el barrio Mosconi, donde vivía la ex pareja del atacante, Romina Miriam Ibarra, una funcionaria policial del 911 de 37 años. Ojeda arrinconó a la mujer en el baño y le efectuó un sólo disparo, suficiente como para producir su muerte en el acto.
Al abandonar la casa, Ojeda hirió con un balazo en la espalda a un vecino llamado Guillermo Suárez. El hombre de 27 años permanecía internado de urgencia pero estable.
Pero el infierno no terminó allí. el prefecto salió corriendo del domicilio y se dirigió a una vivienda donde habitaba su ex esposa, Norma Milessi, de 45 años, con quien tiene tres hijos. Ambos mantuvieron una fuerte discusión hasta que el hombre disparó en varias oportunidades a la mujer, quien moriría minutos después, cuando era trasladada al Hospital San Martín. Según informaron medios locales, dos de los tres hijos estuvieron presentes durante el ataque.
Tras finalizar el rally de disparos, Ojeda intentó regresar a su casa, ubicada en la zona de Bajada Grande, pero fue interceptado por personal de la Comisaría 17, que lo detuvo.
De acuerdo a los medios locales, Ojeda había sido denunciado por violencia de género por parte de Romina Ibarra durante los meses previos, pero la Prefectura Naval nunca le retiró el arma reglamentaria.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 1 mes

en este caso la PREFECTURA GRAN COMPLICE..........PARTE DE RESPONSABILIDAD TIENE......LA JUSTICIA NO PUEDE MANTENERSE INDEFERENTE EN ESTA CASO..........POR ENDE EL ESTADO TAMBIEN............

maria torres
maria torres · Hace 1 mes

y ña Prefectura, que explicaciones va a dar? Sanción por NEGLIGENCIA!!!!

Davor Dovadija
Davor Dovadija · Hace 1 mes

Cobarde hijo de puta. Ojala en la carcel lo violen o le corten las pelotas, aunque no creo que las tenga!


Se está leyendo ahora