Ayer, 17 de octubre, y después de 61 años, fue repuesto en el Cabildo Histórico de Salta, el cuadro del exgobernador Carlos Xamena. Fue sin duda, un acto de reparación histórica que se concretó gracias a las gestiones de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).
La ceremonia, realizada en la planta baja del Cabildo, contó con la presencia de familiares del exmandatario, dirigentes nacionales y provinciales de ATE y el presidente de la Cámara de Diputados de Salta, Dr. Manuel Santiago Godoy, único representante del Gobierno provincial. Entre los gremialistas nacionales de ATE estuvieron Hugo Godoy, secretario general, Vicente Martí, secretario de interior, y Juan Arroyo, representante local de dicha asociación gremial.
Luego del descubrimiento del cuadro del exmandatario, ubicado en un atril, hicieron uso de la palabra el sindicalista Hugo Godoy y el presidente de la Cámara de Diputados. La ceremonia concluyó con palabras de agradecimiento del licenciado Miguel Xamena, hijo del exmandatario. Reconoció, que la reposición de su padre en la galería de los gobernadores de Salta, fue en gran medida gracias a las gestiones de ATE nacional y provincial.

Historia del cuadro

El cuadro original del exgobernador Carlos Xamena -un óleo del salteño Guillermo Usandivaras- se encontraba en la galería de gobernadores del Cabildo de Salta. Allí permaneció desde la gobernación del Dr. Ricardo Durand (1952/55), hasta que fue robado no bien triunfó la autodenominada Revolución Libertadora, en septiembre de 1955.
Al momento del golpe de estado, don Carlos Xamena era Senador de la Nación en representación de la provincia de Salta, y se encontraba internado en un hospital público de la ciudad de Buenos Aires. Padecía una grave enfermedad que dos años después terminó con su vida (7/05/57).
Pese a su mal estado, el gobierno de facto ordenó su detención en Buenos Aires, razón por lo que se le asignó custodia militar en la habitación de internado; a poco, fue declarado "traidor a la Patria" sin que se conozca un solo cargo en su contra. Finalmente, su cuadro de exgobernador, fue sustraído del Cabildo Histórico, sin que nunca más se supiera de él.

¿Una venganza?

Amigos y políticos que sobrevivieron a Carlos Xamena, estaban convencidos de que la persecución a la que se lo sometió, fue un acto de venganza, pues le atribuían ser mentor de la expropiación de la casa de Mitre 23, del Club 20 de Febrero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 1 mes

La historia minúscula, miserable, de Salta, se nutre de "sustracciones" como la que menciona la nota. Si Carlos Xamena fue "traidor a la Patria", qué figuras del Código Penal podrían enmarcar a los impresentables actuales. Observemos, que en los años 50 un Senador Nacional atendía su enfermedad en un Hospital público., probablemente incluído en la planificación de un médico sanitarista de la talla del Dr. Ramón Carrillo.


Se está leyendo ahora