Seis pecaríes capturados en el monte salteño y luego decomisados fueron liberados en viernes en los esteros del Iberá, en Corrientes. Aunque se trata de una especie protegida en nuestra provincia, los animalitos, conocidos como chanchos de monte, fueron cedidos al plan de reinserción de la especie en el parque nacional mesopotámico, una iniciativa del ambientalista recientemente fallecido Douglas Tompkins.
La secretaria de Ambiente, Irene Soler, dio a conocer la donación en un comunicado donde recalca que "el pecarí de collar es una especie vulnerable a la extinción". Los porcinos silvestres habían sido trasladados a Corrientes en noviembre. Allí se les realizaron chequeos y tratamientos sanitarios a fin de evitar la transmisión de enfermedades nuevas a la fauna litoraleña.
El parte consigna que cada uno de ellos cuenta con un collar identificatorio. Las autoridades justifican esta pérdida del patrimonio natural local por un acuerdo entre la Secretaría de Ambiente de Salta, The Conservation Land Trust y la Dirección de Fauna de Corrientes, que los lleva a trabajar "de manera conjunta y articulada en la readaptación de diferentes especies a la vida silvestre, teniendo en cuenta además del hábitat adecuado, los recursos tecnológicos y técnicos necesarios para garantizar la supervivencia de los animales.
La Estación de Fauna Autóctona aloja animales incautados por tenencia ilegal, por la Policía Rural y Ambiental de la Provincia. En este caso, la reinserción se hizo a mil kilómetros de su habitat original.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora