Luego de la tormenta que se produjo entre la noche del domingo y la madrugada de ayer, los vecinos de los barrios San Martín y Lugano, entre otros sectores de la ciudad, no dejaron pasar sus quejas y reclamos porque se quedaron sin agua.
Los inconvenientes se produjeron tras la tormenta que se abatió sobre la ciudad entre la medianoche del domingo y la madrugada del lunes en la zona, tal como ocurrió en otras partes de la provincia.
Los vecinos señalaron que es la primera tormenta que se registra con estas características en primavera y ya atemoriza la llegada del verano.
El histórico problema que hay en San José de Metán es que durante y después de las precipitaciones intensas, automáticamente se interrumpe el servicio de agua en distintos sectores. En varias oportunidades, Aguas del Norte justificó la problemática diciendo que tienen que evitar que ingrese agua turbia o con sedimentos de los ríos a los sistemas.
"Llovió y, como siempre, cortaron el agua en el barrio San Martín. Y eso que recién comienzan las precipitaciones", ratificó una vecina.
Desde hace años, los pobladores reclaman soluciones a los cortes y a la turbiedad del agua y piden que se hagan las inversiones necesarias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora