*

Dos despidos con versiones cruzadas
El diputado provincial y administrador de la firma Santa Isabel, Diego Ávalos, desvinculó de una de las estaciones de servicio de su familia a dos empleados del sector del servicompras porque, según afirmó, "las cámaras de seguridad los muestran sustrayendo dinero de las ventas". El tema tomó especial trascendencia enTartagalporque los despedidos, Sergio González y Renzo Núñez, con el asesoramiento del abogado tartagalense Sergio Heredia, concurrieron a la agencia deEl Tribunopara dar su versión de los hechos y desmintieron en forma categórica haber sido sorprendidos in fraganti. "Conocemos la existencia de las cámaras de seguridad porque yo trabajo hace 12 años y mi compañero hace 8, así que no vamos a ser tan tontos de sacar plata cuando sabemos que nos están grabando las 24 horas", explicó Núñez. Y relató que "el pasado viernes llegué a trabajar y Ávalos me dijo que estaba despedido porque yo era un ladrón. Había llamado al Servicio de Emergencias 911 y me amenazó con hacerme detener si no le firmaba el telegrama de renuncia. Me acompañó hasta el correo y me hizo firmar un telegrama que ni siquiera leí porque lo escribió él".
Por su parte, González recordó que "llegué a tomar el turno de la tarde y me pasó lo mismo. Solo que no estaba el 911 sino un policía de civil de la Comisaría 42. El policía me dijo "mirá chango, si no firmás yo mismo te llevo preso desde acá". Ávalos dice que "me grabaron robando, pero nunca me mostraron la filmación donde supuestamente estoy sacando plata de la caja. Si me quieren despedir que me abonen todo lo que me corresponde porque tengo familia y trabajo hace 8 años. Además que se tomen medidas con ese policía que amenazó con llevarme preso si no firmaba".
Argumentos del despido
Al hacerse público lo ocurrido, Ávalos aseguró que "no los despedí. Una de las 16 cámaras de seguridad que tenemos en el lugar registra el momento en que están sustrayendo dinero; uno de ellos hasta tenía la plata en el bolsillo. Pero fueron ellos los que fueron al correo y enviaron el telegrama de renuncia". El diputado dijo que "sé que ahora muchos tratarán de ensuciarme y me siento muy molesto, porque siempre he tratado de ayudar. La realidad es que si compruebo que me están robando no voy a dejar que sigan trabajando como si nada pasara. Además no los despedí; ellos mismos al verse descubiertos presentaron la renuncia. La otra opción era que los denunciara, pero preferí que se fueran por propia voluntad y dar por terminado este tema". Y aseguró que "siempre hicimos esfuerzos para cumplir con los sueldos y los aportes a todo el personal".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...