La propuesta habrá atravesado por la cabeza de más de uno, pero fue un grupo de amigos noruegos los que decidieron llevarlo a cabo: un partido de fútbol de borrachos.
Como si se tratase de un encuentro normal, los jugadores concentraron antes de salir al campo de juego. Aunque esta concentración implicó tomar de una gran cantidad de bebidas alcohólicas, entre juegos y comida.
Luego, como se veía venir, el resultado de esta mezcla de alcohol y fútbol dejó un partido para la memoria. Entre caídas, mareos, jugadas insólitas y demás. No te pierdas el video filmado por el canal de youtube humornieu.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia