El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), indicó que el movimiento telúrico se presentó a una profundidad de unos 100,5 kilómetros y su epicentro estuvo a 40 kilómetros al suroeste de San Pedro de Atacama.
El fuerte temblor se sintió en las regiones de Tarapacá y Antofagasta, según la Oficina Nacional de Emergencias chilena (ONEMI). "No se reportan daños a personas, alteración a servicios básicos o infraestructura producto de este sismo", afirmó el organismo.
Ante el temor de un posible tsunami, al Armada Nacional de ese país tranquilizó a los chilenos y mediante un comunicado emitido por varios medios de comunicación explicó que las características del sismo no "encajan" entre las observadas para ese fenómeno marítimo.
También tembló en el sur
Mientras los habitantes del norte de Chile se recuperaban del temor causado por el movimiento sísmico en su área de influencia, sus coterráneos del sur también padecieron un temblor, esta vez de 5.0 en la escala de Richter.
Este sismo tampoco dejó muertos ni daños materiales, y se registró a 46 kilómetros al norte de Toltén, en Cautín. En este último movimiento telúrico, el Servicio Geológico de Estados Unidos estimó que la magnitud del temblor fue de 4,9, con un epicentro a profundidad de 22,3 kilómetros.
Según el doctor en física y sismología chileno, Mario Pardo, Chile es propenso a los sismos porque está ubicado sobre dos placas tectónicas que están en continuos roces.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora