A casi dos meses de la desaparición de Gerónimo Zumbay, de 48 años, su familia sigue en la búsqueda. La última vez que lo vieron fue el 25 de marzo en La Caldera, desde donde salió con destino incierto. Los familiares tienen muchas dudas sobre su existencia, además de sentirse decepcionados con la policía de La Caldera. "Lo buscaron los primeros 20 días y después nos dijeron que no podían hacer más nada", le contó a El Tribuno Juana Calisaya, prima del hombre desaparecido.
Además de buscar a Gerónimo hace casi dos meses, Juana -y su familia- sufrió la muerte de su hermano Ángel Martín Calisaya, quien fue hallado el 5 del corriente en cercanía del río La Caldera, tras estar desaparecido una semana. Y, justamente fue la familia la que encontró el cadáver del hombre de 36 años, por eso no pierden las esperanzas de encontrar a Gerónimo.
"Estamos hablando con un movimiento pluricultural de La Caldera para organizarnos y salir a buscar a mi primo. Una de las características en su fisonomía y sobre todo en su rostro es que tiene labio leporino y cuando habla no se le entiende bien", explicó Juana Calisaya acerca del aspecto en particular de Gerónimo. Según la mujer, la última vez que lo vieron fue el 25 de marzo cuando salió de la casa de su hermana en La Caldera, ubicada en las calles Los Crespones y Las Azaleas. Su hermana Adela Zumbay también está a cargo de la búsqueda y no pierde las esperanzas de encontrarlo con vida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora