Dos mujeres fueron asesinadas y otra resultó gravemente herida en casos de violencia familiar y de género.

Fernanda Fabiola Flores (33) fue brutalmente atacada a fierrazos por su pareja y padre de sus tres hijos. Permanece internada en el hospital San Bernardo en estado delicado. El terrible episodio ocurrió durante la madrugada del domingo 14 de julio en una vivienda, propiedad de Flores, ubicada en la manzana 334 A, lote 19 el barrio Convivencia, en la zona sudeste de la capital salteña. La mujer cumplió años el 11 del corriente y el sábado 14 había concurrido a un boliche junto con sus amigas para celebrar su cumpleaños. Cuando regresó a su casa, a las 5, su marido, José Cañizares (30) estaba esperándola fuera del inmueble, en aparente estado de ebriedad y apenas la vió le recriminó: “ ¿Por qué llegas a esta hora? ¿Donde te fuiste? ¿Por que lo hiciste? Mientras tanto, los tres hijos de la pareja dormían en una habitación. Seguidamente se inició una discusión hasta que el hombre comenzó a propinarle golpes con sus manos y luego con un fierro en el rostro, el estómago y la espalda. La víctima se dirigió como pudo hacia la casa de una vecina que reside a la vuelta de la manzana, para pedirle ayuda. En tanto el agresor se quedó en la vivienda.

“La vecina llamó al 911 y la Policía llegó recién a las 9. En ese transcurso de tiempo ella llevó a mi hermana a la salita y le dieron solo un calmante. Después volvieron a su casa y, a pesar de todo lo que había hecho, este tipo fue a la casa de la vecina a buscar a mi hermana porque quería que vuelva. Mi hermana no quería ir y la vecina le dijo que tampoco la dejaría porque estaba muy mal, así que él se quedó en la casa en estado de ebriedad, obviamente, porque había tomado toda la noche”, relató.

“Mi sobrina de 12 años fue a buscarnos a nuestra casa, en el barrio Juan Calchaqui, para decirnos que su mamá estaba con dolor de estómago. Yo llamé un montón de veces al celular de mi hermana pero no me contestaba. Después me enteré que él había agarrado su teléfono y le había sacado el chip. La dejó incomunicada”, relató Víctor Alejandro Flores (35), hermano de la víctima.

“Al mediodía mi papá fue a buscarla a la casa de la vecina y la trajo. Ella no decía nada sobre la golpiza, pero a simple vista uno se daba cuenta, porque tenía la boca hinchada. A las 19 ya no daba más de los dolores y vino hasta el hospital. Le hicieron una cirugía de urgencia porque ella tenía una apendicitis y con los golpes se le avanzó a una peritonitis. A las 22 entró al quirófano y luego quedó internada en la sala de cirugía de mujeres ”, explicó.

“Ella seguía con dolores y el miércoles a la mañana detectaron algo anormal en los estudios que le habían hecho. Volvieron a operarla durante cuatro horas y media y se dieron con que tenía los intestinos destrozados. Salió a terapia intensiva pero le empezó a faltar el aire. Continuaron haciendole estudios y descubrieron que tenía un pulmón lleno de líquido, le pusieron drenaje y se recuperó un poco. A veces tiene fiebre. Ahora están analizando la unión entre el intestino y el estómago para ver si la herida está cerrando bien. Las próximas 24 horas son claves. Si empeora deben hacerle una endoscopia, pero el médico la está evitando porque puede ser peor. Ahora estamos esperando que le hagan una tomografía del tórax y el abdomen. Nosotros queremos que se recupere, esto es de a poquito, una cuestión de horas y el día a día”, finalizó.

VÍCTOR FLORES, HERMANO DE LA MUJER AGREDIDA.

“Tiene que estar preso”

Víctor Flores radicó una denuncia por la golpiza que recibió su hermana en la comisaría 17 del barrio Solidaridad el viernes 19 del corriente. La víctima pudo hacer la denuncia el miércoles pasado. El caso está en manos de la auxiliar fiscal Celina Morales de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas (GAP). “Ellos se conocieron hace 13 años. Tuvieron tres hijos: dos niñas de 12, 8 y un nene de 5 que ahora están al cuidado de mi madre. Ya tenían problemas por los que habían decidido separarse. Pero volvieron hace unos ocho meses. Sin embargo, mi hermana nunca nos dijo nada. Sé que el anteriormente la golpeó pero ella nunca lo denunció, por miedo”, dijo el hermano de la damnificada. “La Policía me dijo que tenían que averiguar sus antecedentes para poder atraparlo, solamente lo tienen identificado y que la fiscal tenía que enviarle al juez el expediente con todos los informes. El médico legal de la Policía ya vino a ver a mi hermana. Pero él tiene que estar preso. No queremos que esté suelto. De aquí a seis meses esperamos que salga el juicio con la condena” sostuvo Víctor Flores. En tanto la auxiliar fiscal Celina Morales aseguró que “estamos en pleno proceso de investigación”. Desde la comisaría 17 del barrio Solidaridad informaron que recibieron una orden de allanamiento y detención que debía concretarse el jueves pasado a las 17, pero un oficial dijo desconocer si se había concretado o no.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...