Un cazador furtivo fue asesinado en la localidad pampeana de Lonquimay, a 60 kilómetros de Santa Rosa. Por el crimen fueron detenidos dos policías, acusados de haber emboscado a la víctima en un camino vecinal.
Los agentes que intervinieron en el hecho argumentaron que todo ocurrió durante un enfrentamiento con cazadores furtivos, pero esa versión fue, en principio, descartada por el fiscal que investiga el hecho, Guillermo Sancho, quien ordenó los arrestos.
El crimen se produjo alrededor de las 22 del domingo en un camino rural. La víctima mortal, identificada como Santiago Gairaldi, oriundo de General Pico, La Pampa, recibió tres balazos, uno de los cuales le impactó en la cabeza, cuando iba en un sector llamado "cajón", que es un espacio que se coloca en las cajas de las camioneta, destinado a permitir que el cazador viaje parado y con estabilidad para disparar a los animales.
Gairaldi llegó muerto al hospital de Lonquimay, adonde lo trasladaron sus compañeros, uno de los cuales, que iba en el asiento del acompañante, sufrió una herida de bala en un glúteo, mientras el conductor resultó ileso. Gairaldi llegó muerto al hospital de Lonquimay, adonde lo trasladaron sus compañeros, uno de los cuales, que iba en el asiento del acompañante, sufrió una herida de bala en un glúteo, mientras el conductor resultó ileso.
Los tres cazadores fueron agredidos con numerosos disparos, aunque el número exacto aún no había sido establecido, motivo por el cual la camioneta llegó en llantas al hospital.
Según informaron fuentes del caso, los agentes estaban en un patrullero, con las luces apagadas. "Al paso de los cazadores encendieron las luces y dispararon a quemarropa", aseguró el fiscal Guillermo Sancho.
Sancho rechazó que la reacción de los policías pueda justificarse en que eran cazadores furtivos y advirtió que las víctimas se encontraban "en una calle cuando recibieron los disparos de arma de fuego", es decir, en un sector de acceso público y no en una propiedad privada.
CAZADOR1.jpg
Santiago Gairaldi tenía 38 años e iba acompañado por otros dos cazadores.
Santiago Gairaldi tenía 38 años e iba acompañado por otros dos cazadores.
"En principio no existe ningún dato que nos permita presumir que haya habido un intercambio de disparos. En una primera impresión, los disparos surgen del lado donde estaban los funcionarios policiales, parados adelante de la camioneta", precisó Sancho, en declaraciones al portal Plan B Noticias.
Para los investigadores se trató de una emboscada, ya que en el lugar se secuestraron clavos "miguelito", utilizados para pinchar los neumáticos. Además, incautaron ocho vainas servidas, todas de calibre 9 milímetros, el arma que usa la Policía pampeana.
De todas formas, admitió el fiscal que "eso no quita que en el transcurso de la investigación surjan otras cuestiones, pero por ahora, no". Sancho puntualizó que los dos policías que dispararon se encontraban detenidos e incomunicados.
El fiscal precisó que habló con los cazadores que iban con la víctima mortal, quienes prestarán declaración ante la Justicia. "La versión que tenemos es la de ellos, que en principio se condice con la escena del lugar, teniendo en cuenta el sitio donde se secuestran las vainas servidas, que coincide con el lugar en donde estaba estacionada la camioneta y el ángulo de dónde salieron los disparos" "La versión que tenemos es la de ellos, que en principio se condice con la escena del lugar, teniendo en cuenta el sitio donde se secuestran las vainas servidas, que coincide con el lugar en donde estaba estacionada la camioneta y el ángulo de dónde salieron los disparos", precisó.
Para los investigadores, los cazadores estaban capturando liebres europeas en forma ilegal, ya que lo hacían en caminos vecinales, algo que está prohibido. Se trata de una práctica muy común en la provincia. Las camionetas recorren la zona con uno o varios tiradores que se ubican en la caja, dentro de una "torreta" que les permite ocultarse de la vista de los animales. Para llamar la atención de las presas, las encadilan con reflectores.

Los peritos de la División Criminalística secuestraron la camioneta y las carabinas de los cazadores y las armas y el móvil de los policías.

De acuerdo a los primeros peritajes, el patrullero no presentaba impactos de bala aunque sí una marca en un parante que se cree fue producto de un supuesto choque.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nely Soto
Nely Soto · Hace 2 meses

ES VERGONZOSO LO QUE OCURRE EN NUESTRO PAIS ACÁ NO HAY ESPECIES PROTEGIDAS POR NADIE Y A LA VISTA ESTÁ AL QUE MATARON LOS MILICOS LE SACAN FOTOS CON MILES DE CABEZAS DE VENADOS, JABALIES Y OTROS ANIMALES , ESTÁ TODO MAL PERO BUENO YO DEFIENDO ESTOS ATROPELLOS CON LOS INOCENTES , CON LO OTRO QUE SE ARREGLE LA JUSTICIA Y QUE LOS JUECES HAGAN JUSTICIA TAMBIÉN CON LOS ANIMALES ASESINADOS Y LOS PROTEJAN MÁS .-

demian valent angolers
demian valent angolers · Hace 2 meses

!!!!!!!!!!!!!!! ÉSTOS HIJHOHS DE MHIL PHUTHAS, MATAN SIN (((( NECESIDADDDDDD))))), SÓLO PARA HECER DÁÑOOOO Y SE OLVIDARON QUE, DE LA VIDA ASESINA A LA "MUERTE INDIGNA", LA REALIDAD ES KRETINA CHEEEEEE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

gio vergara
gio vergara · Hace 2 meses

Para mi fue cosa de Isis

demian valent angolers
demian valent angolers · Hace 2 meses

!!!!!!!!!!!!!! MAAATAAARRRR ANIMALES POR ""DEPORTE"" ES ASESINARRRRR, ADEMÁS SI FUERA DEPORTE, ESTARÍA INCLUÍDO EN LOS (( JUEGOS OLÍMPICOS )) CHEEEEE, BASTAAAAA DE PELOTUDECES, ENCIMA MUESTRAN IMÁGENES DE LOS ""CAZADORES"" CON LOS ANIMALES ((ENSANGRENTADOS)), ESTA VÉZZZZZZ, EL CAZADOR FUÉ C-A-Z-A-D-OOOOOOOOOO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, A YÓRARRRR AL CEMENTERIO KARAJOOOOOOOO ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

JUANJO GAR
JUANJO GAR · Hace 2 meses

MUERTE NATURAL..MURIO CAZADO EL CAZADOR

Se está leyendo ahora