En un fin de semana trágico, dos personas fallecieron en siniestros viales.
Un hombre perdió la vida en el acceso a barrio Pinares, en el departamento Cerrillos, al ser arrollado por un colectivo del servicio urbano de pasajeros.
En la madrugada de ayer personal policial fue alertado de un siniestro vial en ruta provincial 26, a la altura del ingreso a barrio Pinares.
El siniestro se habría producido alrededor de las 3.30, y cuando los efectivos policiales llegaron al lugar encontraron un hombre tendido en la cinta asfáltica, ya sin vida.
Poco después hizo su arribo una ambulancia del Samec, cuyo personal certificó que el accidentado no presentaba signos vitales.
Según informó la Policía, varios testigos dijeron que un colectivo de transporte de pasajeros, conducido por un hombre de 24 años, se desplazaba por ruta 26 en sentido sur a norte, y al girar hacia el este se le cruzó imprevistamente un peatón y no pudo evitar embestirlo.
En el lugar, personal de Criminalística efectuó las pericias correspondientes, con la intervención la Fiscalía Penal del Valle de Lerma.

Otro caso en Iruya

Por otra parte, en la noche del viernes una joven de 13 años fue arrollada por un vehículo en la localidad de Iruya, en el norte de la provincia.
El hecho ocurrió alrededor de las 21.45 en el barrio La Banda, cuando un vehículo utilitario conducido por un hombre de 41 años, por causas a determinar, perdió el control del rodado cuando retrocedía, y dada la pendiente del lugar el vehículo embistió a una adolescente que caminaba por la estrecha calle de polvo y piedras.
La joven murió de manera casi instantánea.
El parte médico indicó que el deceso de la adolescente fue por traumatismo encefalocraneano grave.
Personal de Criminalística efectuó las pericias de rigor.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora