"Dejar de fumar es posible". Esta frase sintetiza la realidad de alrededor de 200 salteños que ya lo lograron. La necesidad de abandonar el cigarrillo se materializó en un consultorio específico de cesación tabáquica y tratamiento grupal.
Este organismo funciona desde hace dos años y da asistencia gratuita en el hospital Arturo Oñativia. También atiende en la clínica Santa Clara de Asís.
Sin un programa de salud provincial que asista a las personas que desean dejar el cigarrillo, el consultorio funciona mediante un curso-taller en el que los participantes reciben asistencia médica y contención.
"Dejar de fumar sin sufrir y no recaer nunca más", versa la frase que identifica la iniciativa desarrollada desde el 2013 por Nicolás Flandorffer, un joven médico salteño especialista en medicina interna.
"Uno de los principales problemas en salud pública en el mundo es el cigarrillo y es uno de los temas en los que menos recursos se ponen. En el norte se podría decir que estamos en pañales", dijo Flandorffer a El Tribuno.
A pocos días de celebrarse el Día Mundial Libre de Humo, (19 de noviembre) las ganas de los especialistas de lograr que más personas tomen conciencia sobre los daños que causa el cigarrillo aumentan.
Un promedio de cuatro amputaciones semanales a pacientes diabéticos del hospital Oñativia evidencian que el tabaquismo es uno de los mayores riesgos.
"El principal factor para una amputación en pacientes diabéticos es fumar. Muchas veces no se aborda este tema como lo que es: una enfermedad. Se lo toma como un capricho del paciente o como un vicio cuando en realidad es una adicción a una sustancia que se llama nicotina", dijo el especialista.
Con la concepción de que fumar afecta a la salud en general, desde el consultorio para dejar el tabaco se trabaja mediante grupos cerrados con una duración de seis semanas.
Libre de humo
En el marco de las actividades previstas por el Día Mundial Libre de Humo, el 25 de noviembre arrancará en el hospital Oñativia un nuevo curso para dejar de fumar.
Los interesados deben acercarse al consultorio de diabetes que funciona en el nosocomio. Aquellas personas que ya son pacientes del hospital solo deben asistir ese día, a las 11.30, al Salón Auditorio . Quienes opten por la clínica Santa Clara, pueden recabar información sobre los cursos en la página www.dejardefu marensalta.com

Noviembre, un mes libre de humo
La concientización sobre los riesgos de fumar es el centro de las actividades Desde que comenzó noviembre, dejar de fumar es el tema central para los especialistas en la materia.
Como lugar en el que funciona uno de los dos consultorios de cesación tabáquica en Salta, el hospital Oñativia no está ajeno. Es así que desde esta semana comenzaron a desarrollarse charlas en los pasillos con el objetivo de concientizar a la comunidad.
"Fumar obstruye entre cuatro y siete veces más las arterias a cualquier fumador y, si se trata de diabéticos, más todavía. Si en cualquier caso el fumar suma riesgo, en las personas que padecen diabetes, los multiplica", expresó Nicolás Flandorffer a El Tribuno.
Según datos suministrados por el Ministerio de Salud de la Nación, el 56% de los fumadores quiere dejar el tabaco pero no puede, ya que la nicotina es altamente adictiva.
La formación y educación sobre la adicción a la nicotina es vista por los especialistas como la clave para combatir el cigarrillo.
"Si no conoces contra qué estás luchando es difícil que puedas vencer", coincidieron.
En los niños
El tabaquismo afecta indirectamente a los más pequeños. Es así que los niños de hogares en los que se fuma se enferman un 50% más que aquellos que no están expuestos al humo del cigarrillo (asma, otitis, bronquitis, bronquiolitis, muerte súbita del lactante). Las posibilidades de que el niño se enferme se duplican si ambos padres son fumadores o si hay otro adulto fumador en el hogar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora