Alfredo Joel Zerpa, un joven jornalero de Apolinario Saravia, fue condenado a 22 años de cárcel por matar a un joven y herir gravemente a la novia de éste. El hecho ocurrió en agosto del año pasado, en la localidad de Luis Burela, Anta.
El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, Sebastián Fucho, halló a Zerpa culpable del homicidio agravado con ensañamiento de Carlos Facundo Álvarez, de 19 años, y lesiones graves a Fernanda Marisol Salvatierra, de 16.
El juicio se desarrolló en Joaquín V. González donde el juez se constituyó para llevar adelante la audiencia de debate en la sala del Juzgado de Garantías. El fiscal penal de Joaquín V. González, Gonzalo Gómez Amado, representó al Ministerio Público.
El hecho ocurrió el 23 de agosto de 2015, alrededor de las 8, cuando una hermana de la joven Salvatierra bajó hasta un arroyo y descubrió debajo de un puente conocido como "Cabeza de Vaca" en la localidad de Luis Burela, a Fernanda y al novio de ésta, Carlos, inconscientes, semidesnudos y ensangrentados, con heridas en distintas partes del cuerpo.

Amenazada

Al acercarse, descubrió a un hombre delgado, de cabello corto y buzo gris en el lugar que al verla le gritó: "A vos te va a pasar lo mismo", para luego darse a la fuga.
Álvarez y Salvatierra fueron trasladados en una ambulancia hacia el hospital local. Debido a la gravedad del joven, éste fue derivado al hospital San Bernardo de la capital salteña, donde murió alrededor de las 15 a causa de un politraumatismo craneano grave.
Luego de tareas investigativas, se localizó al hombre, que se desempeñaba como trabajador golondrina en una finca de Apolinario Saravia y que negaba las imputaciones pero se le secuestraron prendas con sangre de las víctimas que fueron pruebas clave para esclarecer el homicidio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora