Varias personas con discapacidad resultaron desmayadas al ser dispersadas con gases lacrimógenos por la policía luego de un fallido intento de ingresar a la plaza Murillo en La Paz. El centro político del país amaneció con rejas en sus cuatro accesos de ingreso y fuertemente resguardado por agentes antimotines.
Los movilizados demandan al Gobierno un bono mensual de 500 pesos bolivianos para cubrir en parte sus necesidades básicas, exigencia que el Ejecutivo calificó de inatendible y apuesta por una "solución integral" al problema de los discapacitados que llegaron a la sede de Gobierno después de 35 días de marcha desde Cochabamba.
Los gases lacrimógenos, se tiraron al menos en tres oportunidades, de acuerdo a versión de los afectados, se produjo en el ingreso a la plaza Murillo ubicado en la intersección de las calles Indaburo y Junín, donde se ubica el cuartel de la policía antimotines.
"En tres oportunidades nos tiraron gases, muchos compañeros cayeron, casi la mitad (de los que estamos acá), hemos tenido que auxiliarlos y no hemos podido, nos parece muy injusto que los policías nos hagan esto", declaró una mujer participante de la marcha.
Según las imágenes de los canales de televisión, se aprecia a los afectados recibiendo el auxilio de sus compañeros y clamando justicia entre lágrimas.
El dirigente de las personas con discapacidad de Chuquisaca, Alex Marcelo Vázquez, lamento que el Gobierno de Evo Morales se burle de sus demandas y que el presidente se vaya de viaje en lugar de atenderlos.
"Nosotros hemos venido pacíficamente, hemos cumplido, hemos respetado la norma y la legalidad, pero cuando ellos hacen mofa de nuestra propuesta, que dicen que son personas con discapacidad, cuando presentamos una carta al Presidente y se va al Ecuador, cuando de pronto siguen diciendo que nuestro pedido es inviable, nos causa indignación, lo único que le faltaba era solo tener voluntad política", manifestó el dirigente.
Los movilizados lograron amarrarse a las rejas y señalaron que permanecerán en el lugar hasta conseguir ingresar a la plaza Murillo."Vamos a permanecer en el lugar y vamos persistir en el intento de entrar a la plaza Murillo porque es nuestro derecho, somos bolivianos y tenemos derechos", apuntó Vásquez.
Esta mañana el ministro de Gobierno Carlos Romero desestimó el pedido de los marchistas de reunirse con el presidente Evo Morales para tratar su demanda del bono. Dijo que no porque sea el Presidente va a reunirse a tratar una propuesta inviable.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia