"O me ocupaba de denunciar o me dedico a gobernar; pero como sé que la Justicia no hará nada, mejor prioricé lo segundo". Con esa afirmación, el intendente de General Mosconi, Isidro Ruarte, explicó cómo decidió encarar la gestión que lo tendrá al frente del municipio norteño por los próximos 4 años, en su quinto mandato en la comuna. Ruarte recordó: "Como no es la primera vez que soy intendente y conozco todo, fui a Obras Públicas con el listado de planilleros (obreros que se ocupan de tareas de limpieza y reparaciones en las calles) y revisamos con el encargado de esa área uno por uno los nombres de los que cobraban. Eran el doble de los que trabajaban, así que desafectamos a los que cobraban sin trabajar, pero ninguno chilló, porque saben lo que sucede. Con ese dinero le aumenté los salarios a los que realmente prestan servicio durante 4 horas diarias haciendo limpieza y otras tareas generales. Eran desocupados que realmente necesitan que el municipio les brinde este tipo de asistencia".
Y explicó que una situación similar se vivía con el personal contratado y de planta permanente. "Fueron prácticamente 4 años en los que cobraban sin trabajar, pero no hacían más que imitar a los funcionarios de la gestión del intendente (Julián) Albarracín. Como era de conocimiento público, no gobernaba sino que por esa intervención encubierta que le mandó la Provincia, el que gobernaba era el contador salteño Juan Lopresti. Todos los vecinos de General Mosconi saben que lo que digo es cierto, porque el doctor Albarracín trabajaba en el hospital y haciendo guardia en las clínicas, así que no es ninguna falsa imputación ni nada por el estilo", dijo.
El intendente renovador consideró acertado poner al frente de Hacienda al contador Otilio Estrada (exsecretario de esa área durante 12 años en el municipio de Aguaray): "Es un profesional de perfil bajo que conoce como pocos la administración pública municipal y con él estamos aclarando todo el sistema y ordenando las cuentas. Todos los obreros y empleados están trabajando en los lugares que les corresponden, porque con lo que tenemos disponible estamos brindando los servicios esenciales", señaló.

Parque industrial
Para Ruarte, impulsar el casi paralizado parque industrial es prioritario. "Cada vez las alternativas para Mosconi son menos y ya sabemos que la actividad hidrocarburífera es cada vez menor, por lo que la coparticipación y las regalías se reducen. Por eso es imprescindible que el parque industrial despegue. Los mosconenses tenemos que trabajar para sacarnos de encima esa calificación de piqueteros que lamentablemente nos ganamos por la acción de los dirigentes desocupados. Este año se hará la Expo Mosconi que tenía una trayectoria de dos décadas y que el año pasado se suspendió. Haremos las gestiones a nivel nacional para que el parque industrial cumpla con el fin para el que fue creado por ley y el impulso lo tenemos que dar nosotros desde Mosconi. Aquí no hay secretos: la única realidad es dar el ejemplo trabajando", concluyó.

Desde el 10 de diciembre a la actualidad
En la transición, las opiniones fueron muy contradictorias. Mientras el exintendente Julián Albarracín aseguraba el pasado 10 de diciembre que dejaba una Municipalidad saneada y sin deudas, ese mismo día Isdiro Ruarte la calificaba de "inviable".
Albarracín remarcó en esa oportunidad que se iba "con las cuentas saneadas, con $1.500.000 en la caja y sin deber un centavo".
Esa afirmación de su antecesor parece haberla confirmado Ruarte, quien en su charla de ayer con El Tribuno reconoció que encontró un municipio sin deudas ni cheques diferidos, pero puso el eje en otras falencias. El antiguo dirigente renovador había realizado declaraciones basado en los datos de la Auditoría de la Provincia, que indicaba la ausencia de "detalles de obras y trabajos públicos finalizados y en ejecución", mientras tampoco se habían presentado rendiciones hasta mediados de 2015 sobre planes Nutrivida, Garrafa y otros.
Sueldos y funciones
La Municipalidad de Mosconi comenzó a pagar ayer el sueldo a la totalidad del personal, con la doble ayuda por salario familiar, lo que implica $4,5 millones.
Se aseguró que cada empleado ocupe el cargo que corresponde.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia