En el monumento al general Martín Miguel de Güemes exhortaron a "no matar al campo". Ese viernes 28 de agosto, productores de todo el NOA y dirigentes de las entidades agrarias del país lanzaron un duro mensaje a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al gobernador Juan Manuel Urtubey. Así se cerró en Salta un paro nacional de cinco días.
¿Por que la concentración fue en esta ciudad? Sobraron razones. El campo salteño vivió un año agitado, entre manifestaciones en las rutas, acampes en Yatasto, protestas frente al Grand Bourg, actos, tractorazos y reuniones con autoridades provinciales. Para los productores de granos, la campaña pasada dejó un sabor amargo, deudas por 3.000 millones de pesos, créditos impagos y nula rentabilidad. En muchas fincas ni si quiera se levantó la producción de maíz y se produjo un histórico excedente de poroto. Los precios estaban por el piso y el costo del flete, aún sin una compensación, continuó encareciendose.
La crisis cobró tal magnitud que la Sociedad Rural Salteña (SRS) suspendió la 72 edición de la exposición ganadera, agrícola, industrial y comercial que se había previsto del 27 al 30 de agosto. Fue la segunda vez. Ya había ocurrido en 1978.
Durante todo 2015, la Provincia eximió del pago del impuesto a las actividades económicas por la mera compra y en julio declaró, por seis meses, el estado crítico de los sectores productivos. No fue suficiente.
No obstante, el cambio de Gobierno nacional sembró otro horizonte. Desde comienzos de 2015, los ruralistas clamaban principalmente por la eliminación de las retenciones. El lunes 14 de diciembre llegó finalmente el anuncio. El presidente Macri, a seis días de desembarcar en la Casa Rosada, dio un giro en esa política. Ya lo había anticipado, por cierto, durante la campaña. Los aranceles a la exportación de soja bajaron de 30 a 35 por ciento y se quitó la totalidad en maíz, trigo, carne y productos regionales.
La medida fue celebrada por los sectores productivos, pero aún quedan materias pendientes para hacer rentable y sostenible la actividad primaria y luego su industrialización. Los productores esperan una compensación al flete, menor carga impositiva y una reestructuración de las deudas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


· Hace 11 meses

dejá de hablar sin conocimientos por favor. Qué carajo tienen que ver los inundados con esto. Porqué no hicieron obras en 12 años los kaka!!!por favor. seguro que sos un empleado público que no genera nada, solo gastos...........

· Hace 11 meses

y el resto de los mortales???............ahora con la gigante transferencia de recursos al campo por parte del mugricio, no quedo nada ni para los inundados .... mugricio vendepatria


Se está leyendo ahora