Easy Taxi, la aplicación que permite pedir y trackear taxis desde el celular, publicó una iniciativa en Change.org para poder seguir operando en Argentina. Según reza su petición, la plataforma está en riesgo de funcionamiento "ya que se está prohibiendo su utilización para los taxistas y pasajeros de la Ciudad de Buenos Aires", por parte de las empresas de Radiotaxis.
El conflicto se inició la semana pasada cuando, a pedido de las firmas de radio, el gobierno porteño sancionó a los responsables de la app con 5 años de inhabilitación por incumplir la Ley 3622 del Código de Tránsito y Transporte. Esta norma establece que los taxis solo pueden levantar pasajeros en la calles, en las paradas y por teléfono, mail u otros medios, pero siempre a través de una empresa de Radiotaxis.
Este fallo cierra además la puerta a otro gran jugador del sector, Uber. La firma de car sharing tiene intenciones firmes de instalarse en el país, aunque este revés judicial para Easy Taxi haría mucho más difícil sus planes.
"Las empresas de radiotaxis empezaron a ejercer presión y eso terminó en la orden de prohibición por 5 años, que apelamos. Una semana antes de las elecciones tuvimos un fallo en contra y empezaron las multas por $ 24.000 a taxistas", aseguró Manuel Parraguez, director General de Easy Taxi en Sudamérica, en diálogo con Clarín.com.
El ejecutivo habló desde Chile, porque la oficina de Buenos Aires donde trabajaban 12 personas se cerró; aunque siguen trabajando en Rosario y Córdoba.
Desde la firma aseguraron que son más de 600 mil los usuarios afectados por esta medida que ahora deberán buscar otras alternativas para programar sus viajes.

novedades.jpg

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia