Un nuevo accidente vial se produjo en la madrugada de ayer en la avenida Tavella y la entrada al barrio Pablo Saravia entre un auto marca Ford K y una camioneta que minutos antes había salido desde la planta editorial del diario El Tribuno, en la zona sur, cargando un buen número de periódicos para distribuir. Tras el siniestro, la conductora del auto, identificada como Verónica Beatriz Cari, de 26 años, quien iba acompañada por Gustavo Juárez -quien se negó a hacerse revisar por el médico-, se mostró reacia a los pedidos de control del personal policial. El siniestro no pasó a mayores en materia de lesiones humanas, sin embargo no dejó de ser una situación delicada en cuanto a que la mujer conducía ebria y se negó a los controles de rigor.

Terminó sin culpas
Según fuentes policiales la mujer estaba en un evidente estado de ebriedad y declaró que su acompañante era quien conducía. Ante la negativa de no presentar la documentación requerida, también se negó al control de alcoholemia. Los trámites terminaron siendo engorrosos y al cabo de algunas horas ambos fueron liberados de toda culpa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Sergio  Escalante
Sergio Escalante · Hace 10 meses

Es la hija del viejo CARI I' PIEDRA

sergio lopez
sergio lopez · Hace 10 meses

Estos tios se cagan de risa de las normativas o leyes y de ahí aprendemos que no queda otra, por que sino el gil queda en cana. El mensaje esta claro para todos . las leyes son solo para unos pel...... que la acatan. A cualquiera le cabe el consejo de hacer lo mismo . Vamos Argentina, este país es de los vivos!!!!!!!!

Perez Jose Alberto
Perez Jose Alberto · Hace 10 meses

Deberían sentir verguenza ajena de relatar este hecho. Según la nota, ambos estaban en pedo, según fuentes policiales, no tenían documentción del auto,se negaron al dosaje y luego fueron liberados sin culpa ¿ si esto no es una joda, que es una joda? seguramente lo dejaron libre por portación de rostros (chicos bien) o algún llamado superior, ya que si eran morochitos seguían detenidos hasta el lunes.


Se está leyendo ahora