La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) advirtió que las economías regionales están en "terapia intensiva" y en lo que va del año perdieron US$ 700 millones en exportaciones. Las ventas externas de este sector, que en muchos casos representa el 70% de su producción, acumulan 20 meses consecutivos de caídas interanuales.
El titular de la Copal, Daniel Funes de Rioja, consideró que "las economías regionales están en una situación terminal en todas las regiones del país con un alto riesgo para las fuentes de trabajo y los factores de producción".
Los sectores que registraron mayores caídas en sus ventas externas en los primeros ocho meses del años son arroz (56%), carne ovina (56%), aceitunas (32%), manzanas (38%) y carne aviar (45%), productos lácteos (36%), miel (27%), peras (26%), arvejas (20%), duraznos (13%), y té y sus preparados (10%).

La reciente medida de reinstaurar los reembolsos para las exportaciones realizadas a través de los puertos patagónicos no soluciona el complejo problema de competitividad que sufren las producciones regionales. Este grave contexto requiere un abordaje estratégico de "competitividad sistémica y no de iniciativas puntuales", explicaron en el documento.

En el período enero-agosto, la industria de alimentos y bebidas creció 2,6% respecto al mismo lapso del año pasado, aunque sí se excluye la "molienda de oleaginosas", la variación fue de solo 0,7%. De los 17 sectores que integran el índice, 5 registraron caídas acumuladas en los primeros siete meses del año entre los que se hallan: azúcar, harina de trigo, pesca, arroz y yerba mate, puntualiza el informe de Copal.

Si se toma solamente las exportaciones de las economías regionales de agosto, estas retrocedieron un 16,3%, un deterioro que duplica al registrado en julio, y es ocho veces más grande que el rojo del 2,5% de junio. Mayo fue el único mes en lo que va del año donde el descenso fue mayor, las exportaciones cayeron un 27%.

"La evolución de las exportaciones mantiene caídas continuas en todos los meses desde enero de 2014, observándose de esta manera la situación crítica y constante por la que están atravesando desde hace más de 20 meses", alerta el informe. "La tendencia indica que esta situación no muestra síntomas de revertirse salvo que se tomen medidas", añade.

Por su parte, las importaciones del sector alcanzaron los 873 millones de dólares en los primeros ocho meses del año, registrando un descenso 1,2% respecto del mismo período del año anterior. En volumen, alcanzaron las 619 mil toneladas, aumentando un 3,1%. De esta forma, la balanza comercial para la industria de alimentos y bebidas fue de 15.496 millones de dólares en el período de referencia, cayendo un 13,9% respecto al mismo período del 2014.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora