Los concejales de Orán aprobaron en la sesión del jueves un aumento del 60% en los montos que perciben mensualmente en concepto de dieta, incremento que abarca además a toda la planta política del Ejecutivo, es decir al intendente y los secretarios.
La noticia cayó muy mal en los sectores asalariados de la ciudad norteña, en especial entre los municipales, a quienes el Ejecutivo les ofreció esta misma semana un aumento de sueldo del 5 por ciento para la segunda mitad del año.
La polémica no tardó en estallar y corrió como reguero de pólvora por los medios orales y televisivos el mismo jueves por la noche, donde se escucharon expresiones de todo tipo acerca de la conducta de los ediles.
Una de las iniciativas más criticadas fue que los concejales utilizaron para tratar el proyecto el artilugio de presentarlos mediante el artículo 22, que si bien es legal, es solo para casos urgentes, que no pueden esperar que una determinada iniciativa sea tratada previamente en comisiones.
De esta manera pasarán de cobrar $9.100 a más de $14.500, lo que no incluye, como todo el mundo sabe, los famosos gastos de representación. La polémica resolución fue aprobada por todos los concejales menos por la representante del Partido Obrero, Nelly Díaz, que votó en contra.
Además, el proyecto se presentó primero como de resolución y fue modificado luego para que adquiera carácter de ordenanza, fija el sueldo del intendente Marcelo Lara Gros en $15 mil, el de los concejales en $14 mil y el de los secretarios del Ejecutivo en $11 mil.
Para tratar la iniciativa se utilizó una maniobra de último momento, cuando la prensa ya se había retirado y aduciendo un tratamiento de Emergencia, se impuso el proyecto que contó con los votos de renovadores, peronistas, radicales y del Frente para la Victoria.
"­Qué vergenza! Cuando a los docentes les ofrecen un 3,5% y a los municipales un 5%, para sueldos muy bajos, los concejales y el intendente se hacen aprobar un dietazo del 60%. Es inaceptable por eso voté en contra", explicó Díaz al finalizar la sesión.
Por su parte, Eduardo Giménez, Osvaldo Pomares, Iván Mizzau, Víctor Petrello, Jaime Quispe, Antolín Campos, Rubén Caravajal, Eduardo Ruiz, Lorena Taborga, Roberto Franco y Tomás Cano, justificaron el aumento de la dieta en la desmedida inflación y en que sus salarios estaban por debajo de la mayoría de la provincia.
Repercusiones
Rubén Tolay, representante de los trabajadores autoconvocados dijo que "es un despropósito total, es una falta de respeto a los obreros y a la comunidad en su conjunto".
Antolín Campos, UCR, explicó su postura. "Yo analizo la independencia del Concejo. Mi decisión de aprobarlo lleva a la libertad, por que es verdad que muchos concejales, ante la necesidad de mayores ingresos, por ahí se venden y reciben plata por otro lado, entonces para evitar eso voté a favor".
Lara es un mar de dudas
El intendente Marcelo Lara analizó ayer que si bien "los ediles pueden fijar sus dietas, no estoy de acuerdo con el porcentaje. Así que los voy a llamar a una reunión para el próximo lunes para que modifiquen la ordenanza. Pero no la puedo rechazar".

Cuánto ganan en otros lados

Rosario de Lerma $17 mil
Cerrillos $17 mil
El Carril $10 mil
La Merced $14 mil
Güemes $12 mil
Metán $13 mil
Tartagal $25 mil
R. de la Frontera $20 mil
Orán $14 mil (en duda)

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 3 meses

Lindo lote de delincuentes. Las dietas tendrían que ser aprobadas por el pueblo, no por los que las van a cobrar.


Se está leyendo ahora