El ministro de Trabajo dialogó con El Tribuno sobre la precarización laboral en Salta y cuestionó la metodología de trabajo de la EPH, aunque reconoció que se basan en sus resultados para planificar políticas. Además, dijo no estar de acuerdo con la ley de cupo laboral para personas trans que tiene media sanción de la Cámara de Diputados.

A partir de datos recientes de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), un informe de Fundara muestra datos reveladores sobre precarización laboral en la franja que va de los 15 a los 24 años. Sólo significan el 15% de los más de 177 mil trabajadores que tiene la provincia y el 78,5% de ellos están en condiciones de informalidad. A tres años como ministro de Trabajo, ¿cómo evalúa esa realidad?
Se puede discutir los números que da la Encuesta Permanente de Hogares por lo reducido de la muestra con respecto al empleo.
¿Cuestiona la Encuesta Permanente de Hogares (EPH)?
No es que la cuestiono, pero sí hay que decir que el marco de medición en relación con la realidad es muy chico. La situación puntual que marcan con respecto al empleo de una franja etaria, de 18 a 24 años, porque hablar de trabajadores de quince años es hablar de trabajo infantil, sin duda que es una situación a atender.
Un esquema de herramientas y estrategias de inserción laboral para jóvenes es algo a enfatizar, más allá que considero que la importancia tiene que estar en sostener empleo de aquellos que están en la franja etaria de 35 a 55 años, que son generalmente jefes de familia. Y la situación actual del empleo hace que peligren puestos de trabajo de jefes de familia, que tienen otras cargas y obligaciones.
Entiendo que la generación de puestos de trabajo tiene que ser para todos los argentinos, sin distinción de franja etaria ni de sexo u otra condición, hoy hay que garantizar y sostener el trabajo a todos. Hay que generar condiciones que permitan a las empresas dar puestos de trabajo a los argentinos en general, más allá de su condición de joven, de jefe de familia o de hombre o mujer. En situaciones complejas como la que estamos atravesando, las diferenciaciones resultan chocantes.
"Es importante enfatizar en herramientas de inserción laboral para los jóvenes". "La inclinación sexual no tiene nada que ver con la cuestión social o laboral".
Usted argumenta que el instrumento de medición de la EPH es limitado, ¿el ministerio que usted encabeza maneja dados propios?
No, nosotros tenemos que desarrollar un programa que permita esas mediciones. En cuestión de empleo, siempre nos basamos en la EPH.

Entonces sigamos atendiendo estas cifras que también arrojan otro dato preocupante. La informalidad en Salta es del 45,5% y si se considera sólo a la franja etaria adulta, la de los jefes de hogares, está por encima del 40%.
Eso sí se lo puedo discutir a la EPH porque sí manejamos números propios al respecto. La muestra de la EPH se realiza en hogares con un sistema de medición bastante complejo, en donde a partir de una encuesta muy compleja se deduce los índices de informalidad, tomando en consideración 2.500 casos de la zona que denominan Gran Salta.
Salta tiene la particularidad de contar con ciclos productivos muy marcados y muy diversos en toda la provincia, que, a los fines de tener datos de informalidad, requiere abordar todos los ciclos productivos haciendo encuestas en los lugares de trabajo mismos. Nosotros tenemos desde nuestra Dirección de Fiscalización, relevamientos propios de trabajadores en su lugar de trabajo y en toda la provincia, con una muestra que el año pasado fue de 22 mil trabajadores.

Estuve revisando el instrumento de recolección de datos de la EPH y se infiere la informalidad a partir de indicadores como la existencia de obra social, de aportes a la caja previsional o el grado de estabilidad laboral, ¿no son datos contundentes para detectar informalidad laboral?
Claro que son indicadores, pero te vuelvo a repetir, entre 2.500 casos tomados solamente en el Gran Salta y 22 mil tomados en toda la provincia, yo me quedo con lo que aporta la muestra más amplia.
Claro, confían en su propio instrumento de medición, ¿qué porcentaje manejan ustedes?
Confío ciegamente en la medición en la que se indaga a trabajadores en sus puestos de trabajo con presentación de documentación posterior por parte de los empleadores. Hay un 31% de informalidad.

Está lejos del 45% que Fundara extrae de la EPH, cifra que también estima el Instituto de Estudios Laborales y Desarrollo Económico de la UNSa.
Si yo indago un universo de trabajadores muchísimo más amplio y en una superficie más amplia, es obvio que el relevamiento más extenso, más dirigido y más profesional es más creíble.
Lo paso a otro tema. Tiene media sanción el proyecto de ley para imponer un cupo laboral del 4% para personas trans en el estado provincial. ¿Qué le parece la iniciativa y cómo lo instrumentarán si se sanciona?
Yo no soy partidario de los cupos en materia laboral, creo que toda persona que esté capacitada y formada tiene que tener la misma posibilidad de acceso al mundo del trabajo que cualquier otra. El acceso al mundo del trabajo tiene que estar basado en la formación, en las capacidades y en la voluntad, hablar de cupos laborales como forma de discriminación positiva no me parece. Discutir el acceso al mundo del trabajo a través de un esquema de cupos, sin tener en cuenta las capacidades, me parece contraproducente.
La matriz conceptual de la Discriminación Positiva que usted cita se ungió en EEUU en los años 80 bajo el gobierno de Roosevelt y presupone que hay minorías -como los negros o los latinos en la nación norteamericana- que parten de una posición de desigualdad en la estructura social. ¿No le parece que el colectivo trans tiene ese tipo de postergación?
Una inclinación sexual no tiene nada que ver con la cuestión social. Que se puede venir de un segmento social distinto y que las oportunidades pueden ser distintas está más allá de cualquier cuestión de índole sexual o de cualquier situación puntual. Entiendo que la formación y la decisión de dar herramientas a todos los salteños no tiene nada que ver con ese tipo de discriminación a los colectivos. Cuando damos formación a lo largo y a lo ancho de la provincia se la damos a todos, sea quien sea.
De todos modos, puede convertirse en ley en los próximos días y habrá que aplicarlo. ¿Cómo piensan hacerlo?
La verdad que no conozco el proyecto, hay que esperar el resultado del Senado, nosotros somos muy respetuosos de la división de poderes. Si se sanciona, revisaremos el proyecto y veremos qué camino seguimos para instrumentarlo.
Llevándolo al escenario nacional, ¿qué opinión le merece el veto que dio el Presidente a la ley anti-
despidos?

Creo que hablar del veto ahora es tarde, hay un cúmulo de facultades constitucionales que se ejercieron, tanto desde el Congreso como desde el Ejecutivo nacional. Yo, particularmente, era partidario de un esquema de sostenimiento de empleo con desaliento de despidos, no tanto de la prohibición absoluta que se choca contra el andamiaje jurídico-
laboral de nuestro país. Pero sí entiendo que en el tránsito económico que está viviendo nuestro país, necesitamos garantizar un esquema de protección de los trabajadores con sostenimiento de empleo y desaliento de los despidos. De igual manera, hoy, cualquier análisis que se haga con el veto ya hecho es solamente una anécdota.

¿Se están reactivando las obras públicas que cuando se paralizaron tras el cambio de gobierno dejaron un gran volumen de trabajadores cesados, suspendidos y despedidos?
El gobernador Urtubey había tomado la decisión de continuar con las obras para preservar los puestos trabajo en la construcción, destinando fondos propios de la provincia.
Desde la Uocra denunciaron que 4.500 obreros están sin trabajo.
Eso fue al principio, cuando no se sabía cómo iban a seguir las obras por falta de recursos derivados del Estado nacional a la Provincia. Ahora, con la decisión de Urtubey de continuar con las obras públicas destinadas a viviendas con fondos provinciales, no hubo el parate que se avizoraba.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 5 meses

Por si no lo sabe este estùpido, Salta es la 2ª pcia con mas desocupación juvenil en el país, y sòlo superada por Mar Del Plata, y pegadita con Rosario y el Gran Rosario. Por si no lo sabe este estùpido, el ministerio a su cargo tiene amplias prerrogativas para hacer cumplir la ley de registración de todos los trabajadores imponiendo fortìsimas multas a quienes asi no lo hicieran ( ley 24013, 25323,25345 y concordantes), pero claro es mucho mas fàcil y redituable pasar a buscar las coimas todos los meses para mirar para otro lado, que empresarios con una moral intachable siempre estan dispuestos a pagar ( o coimear).


Se está leyendo ahora