Mauricio Macri y Daniel Scioli mostraron interés en la calidad educativa y la nutrición infantil. Es auspicioso. Gane quien gane, debemos avanzar en este sentido; no hay margen para caer más en las evaluaciones ni para que haya niños desnutridos. Scioli destacó avances como la ley de educación superior y la recuperación de escuelas técnicas y planteó valiosos desafíos educativos y nutricionales, aunque no respondió por qué su gobierno no cumplió con los 180 días de clases durante los últimos 8 años. Macri redobló la apuesta cuando habló de una "revolución educativa" que apunte al aprendizaje y la currícula, además de la reivindicación de los docentes como los "verdaderos agentes de cambio" y el apoyo a la ciencia y la tecnología como la mejor manera de mejorar la educación y las competencias de la fuerza laboral. El país necesita que se priorice la educación como motor de crecimiento y desarrollo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora