La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirmó que la ley de gratuidad educativa, aprobada en el Congreso en la víspera, beneficiará a un 50% de los estudiantes universitarios más vulnerables, a partir del 2016.
La ley de gratuidad para las universidades es uno de los pilares más importantes de la reforma educativa que Bachelet pretende implementar, y permitirá a unos 178.000 universitarios más pobres postularse a unas 30 universidades públicas y privadas que ingresarán a este sistema. "Este 27 de diciembre cuando los chiquillos (jóvenes) tengan que postular van a poder elegir los lugares, van a poder acceder a la gratuidad los jóvenes pertenecientes al 50% más vulnerable", aseveró la mandataria en una acto oficial Santiago
La norma indica que las universidades públicas serán gratuitas desde 2016, en tanto, las privadas también podrán adherirse a este sistema traspasando el costo de los aranceles que pagan sus estudiantes al Estado. Las universidades privadas también deberán cumplir requisitos como no tener fines de lucro, tener participación estudiantil en su directiva y estar acreditadas ante el estado al menos cuatro años.
La reforma educativa es una promesa de campaña de Bachelet y busca reemplazar al sistema educativo heredado de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que redujo a la mitad el aporte público y fomentó el ingreso de los privados, con leyes que facilitaron la creación de universidades y colegios privados.
Fuente: NA

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora