La potente tormenta dejó al menos 27 muertos en el este de Estados Unidos este fin de semana. La mayoría de los decesos se produjeron por accidentes automovilísticos debido a las peligrosas condiciones climáticas.
Los decesos ocurrieron en Arkansas, Kentucky, Nueva York, Carolina del Norte, Maryland y Virginia, donde más de 200.000 hogares quedaron sin electricidad, mientras que 2.200 efectivos de la Guardia Nacional fueron movilizados.
La histórica tormenta cubrió de nieve el este del país el viernes y sábado, paralizando a ciudades como Nueva York y Washington, afectando a unos 85 millones de personas, la cuarta parte de la población del país.
Más de 4.400 vuelos fueron cancelados, los aeropuertos de Nueva York, Filadelfia, Washington y Baltimore fueron cerrados, mientras que la capital de Estados Unidos y su principal metrópolis suspendieron todos los viajes.
Los meteorólogos dijeron que la tormenta -apodada "Snowzilla", mezcla de "snow", nieve en inglés, y el nombre del monstruo de cine "Godzilla"- dejó 56 centímetros de nieve en Washington.
En tanto, los casi 64 centímetros de nieve que cayeron en el Central Park de Nueva York fueron la tercera mayor acumulación desde que comenzaron los registros en 1869.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora