El millonario Donald Trump ganó el martes las primarias del partido Republicano en Indiana y ya tiene al alcance de las manos la nominación para las elecciones presidenciales de noviembre, a pesar del movimiento para detener su marcha. De acuerdo a todas las proyecciones, Trump consiguió alrededor de 50% de los votos en Indiana, destrozando así las ilusiones del ultraconservador senador Ted Cruz y el moderado gobernador de Ohio, John Kasich, de frenar la trumpmanía. Se trata de una victoria mayúscula para Trump, no tanto por el importante número de delegados conseguidos en la jornada, sino por aplicar un golpe devastador en las tentativas de impedir que garantice la nominación antes de la convención partidaria, prevista para julio en Cleveland. El magnate precisa sumar 235 delegados para garantizar la candidatura presidencial a las elecciones de noviembre y evitar una difícil e impredecible negociación en la convención Republicana.
En Indiana están en juego 57 delegados: 30 son para quien gane la primaria del estado. Los 27 restantes se distribuyen en partes iguales entre los nueve condados del estado, y terminan en la bolsa del candidato más votado en cada uno de esos distritos.
¿Cerca del fin?
Cruz y Kasich quedaron sin la posibilidad de ganar la carrera interna por la nominación, pero ambos mantenían la esperanza de forzar una negociación en la convención.
Las ilusiones -especialmente por parte de Cruz- se centraban en una primera ronda de votación sin un vencedor en la convención, para buscar la victoria en una ronda posterior, cuando los delegados están liberados para apoyar al candidato que escojan. Sin embargo, en la jornada, el portavoz de la campaña de Cruz, Rick Tyler, dijo a la red de televisión MSNBC que si Trump lograba una victoria contundente en Indiana, "pondrá el fin". Pero el senador, del movimiento ultraconservador Tea Party, ya adelantó que competirá "hasta el final", buscando un triunfo en California, donde estarán en disputa nada menos que 475 delegados.

Abandono de Kasich

El gobernador de Ohio, el republicano John Kasich, anunció anoche oficialmente su salida de la carrera presidencial después de la aplastante victoria de Trump en las primarias de Indiana, que también provocó el abandono del senador Ted Cruz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora