El Departamento de Seguridad Nacional en los Estados Unidos ya probó detectores de explosivos que puedan identificar los materiales utilizados en ataques de miembros del Estado Islámico.
La tarea de ese sector especializado es determinar también si los dispositivos pueden instalarse en aeropuertos y estaciones de tren de todo el país.
El peróxido de acetona (TATP) es el explosivo utilizado por ISIS en la creación de bombas para ataques suicidas, es fácil de fabricar y se hace con materiales disponibles en farmacias y ferreterías lo que simplifica la forma de adquirir los productos. Ningún elemento químico o mecánico debe ingresarse al país donde se quiere realizar el atentado.
Las autoridades federales financiaron durante ocho años el desarrollo de un sistema electrónico que permite la detección de trazas de explosivos y puede monitorear una zona de forma continua para encontrar vapor proveniente del TATP.
Los expertos aseguran que el peróxido de acetona en pequeñas cantidades es capaz de provocar grandes explosiones.
El senador Alexis Shumer afirmó que los responsables de Seguridad Nacional tienen que trabajar más rápido y desplegar esta nueva tecnología en cuanto sea posible.
Schumer quiere garantías de que la ciudad que representa, Nueva York, será uno de los primeros lugares donde se instalen esos detectores.
Otto Gregory es el profesor de ingeniería química de la Universidad de Rhode Island que desarrolló la tecnología para detectar las trazas de explosivos. Señaló que el proyecto está en fase de "empaquetar" dichos dispositivos electrónicos para hacerlos portátiles.
Si bien la tecnología ha demostrado tener éxito en pruebas de laboratorio, los planes estipulados para hacer ensayos de campo serán dentro de unos meses, el primero en un centro de formación de la Administración Federal de Aviación en Atlantic City, New Jersey, y otro ensayo en un puerto en Savannah, Georgia.
El peróxido de acetona se utilizó en los chalecos bomba de los atacantes en París el pasado 13 de noviembre, donde murieron 130 personas.
También se identificó ese material donde vivían los agresores responsables de los ataques al aeropuerto de Bruselas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora