Una verdadera fiesta y un gran orgullo para la institución fue la entrega de diplomas a 74 graduados en distintas carreras, en un acto que se realizó el jueves en el salón del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales.
Egresaron del Instituto de Educación Superior Juan Carlos Dávalos profesores de educación secundaria en Economía, de educación secundaria en Ciencias Políticas, de educación secundaria en Biología, técnicos superiores en Gestión de Recursos Humanos, también en Higiene y Seguridad en el Trabajo, en Análisis y Diseño de Sistemas y profesores de Educación Especial con orientación en Discapacidad Intelectual.
La colación de grados contó con la presencia de distintas autoridades, docentes y la presencia de los familiares de los egresados.
En la oportunidad se hizo entrega de medallas a los alumnos que obtuvieron los mejores promedios: María del Milagro Herrera, con 9,25, del profesorado de economía, Patricia Julieta Arenas, 9,07, del profesorado de educación especial, María Maricel Marcé, con 8,96, de la Tecnicatura Superior en Gestión de Recursos Humanos, Karina Vanesa Ovejero, 8,08, de la Tecnicatura en Seguridad e Higiene y Arturo Dante Santillán, con 9,06 del profesorado de Biología.
"Es un orgullo para el Instituto de Educación Superior Juan Carlos Dávalos presentarle a la comunidad a estos 74 graduados, quienes con mucho esfuerzo han logrado concluir sus carreras para desempeñarse en distintos ámbitos de la sociedad. Estos jóvenes son la razón de existir de nuestra institución, a través de ellos, de sus valores y competencias profesionales los objetivos y la misión se cumplen", dijo la vicerrectora del Instituto Dávalos, Laura Barbieri.
Educación Especial
Entre los graduados, se encuentran 17 alumnas de la primera promoción de profesores de educación especial con orientación en discapacidad intelectual. La mayoría de ellas ya se encuentran trabajando en la escuela de educación especial Evita, de San José de Metán.
"Estamos muy contentos de formar parte de esta primera promoción de esta carrera. Al ser la primera había demanda de trabajo y la mayoría ya nos estamos desempeñando en la escuela Evita. Este profesorado tuvo una duración de cuatro años. En la escuela en la que estamos trabajando hay una diversidad de patologías, por lo que trabajamos con muchos chicos", dijo Patricia Julieta Arenas, una de las graduadas con mejor promedio de la carrera.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia