Egresaron siete pilotos de la Escuela de Vuelo del Aeroclub Ciudad Termal, de la ciudad de Rosario de la Frontera.
Los flamantes pilotos debieron cumplimentar un curso teórico y práctico de piloto privado de avión, para presentarse a un examen de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).
Reinaldo Mercanti fue el inspector de la ANAC que tuvo a su cargo la evaluación de los alumnos. Todos aprobaron obtuvieron y la habilitación como piloto privado de avión.
Dicha habilitación les permite estar al mando de aeronaves de un solo motor, de hasta 5.700 kilos, y operar en aeropuertos controlados.
"Estamos muy orgullosos de este logro", dijo Luis Petinadori, director de la Escuela de Vuelo y encargado de pista.
"Mi sueño siempre fue volar y estoy agradecido con el Aeroclub por haberme permitido alcanzar mis objetivos", Luciano Di Pietro.
La escuela
La Escuela de Vuelo funciona en la sede social del Aeroclub de Rosario de la Frontera, en la ruta nacional 34.
El curso dura entre seis meses y un año, y el avión utilizado para las prácticas es un Cessna 150, de dos plazas y 100 caballos de potencia que pertenece a la institución.
"Se puede elegir ser piloto como profesión o como hobby. Un menor de 18 años debe tener la autorización de los padres. El curso dura 40 horas y el alumno se recibe de piloto privado. Luego, para entrar a una línea aérea, se debe hacer carrera de piloto comercial", dijo Luis.
El Aeroclub también ofrece la posibilidad de realizar vuelos panorámicos y de paseo, así como traslados regionales.
Las informaciones sobre los cursos y actividades del club pueden encontrarse en la página web.
"Es muy importante que haya cada vez más pilotos del interior del país", instructor.
Los testimonios
"La mayoría toma esto como una profesión", manifestó el presidente del Aeroclub Ciudad Termal, Jorge Palen.
Por su parte, Luciano Di Pietro, de 23 años y oriundo de Salta capital, el aprender a volar fue el sueño de toda la vida. "Gracias a Dios lo pude hacer. Agradezco la buena predisposición del Aeroclub local", dijo.
"Somos instructores gubernamentales que viajamos por todo el país. El Aeroclub local tiene una gran infraestructura y muy buenos recursos humanos", señaló a El Tribuno Reinaldo Mercanti, inspector de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).
Es la primera vez que visita Rosario de la Frontera y destacó que "hacen falta muchos más pilotos y es bueno que muchos sean del interior del país. Se calcula que dentro de cinco años se necesitarán más de 25.000 pilotos en todo el mundo", afirmó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora