Jóvenes, veinteañeros, compañeros y perseguidores de un mismo sueño. Ellos son los que posan en la foto. Le contaron a El Tribuno que no son genios, pero alguna vez, más de una, soñaron con ser científicos, investigadores o estudiar algo sobre las ciencias. Su perseverancia y voluntad los llevó a aprobar exámenes rigurosos y a calificar para entrar en alguno de los institutos que dependen de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). De este grupo, cinco empezarán las clases el 25 de julio en el Instituto Balseiro, de Bariloche. Ellos son Santiago Castro Lacroze, Dimitri Chafatinos, Gabriel Soto y Rodrigo López.
A ellos, se suma María Laura Cruz, la primera salteña en toda la historia en calificar para estudiar ingeniería nuclear. Su compañeros cursarán carreras como ingeniería mecánica y licenciatura en física. Brian Borda, también del grupo, hará lo propio pero en el Instituto Sábato, en Buenos Aires. Estudiará ingeniería en materiales.
Santiago Castro Lacroze ESTUDIANTE "Por ahí hay chicos que les da curiosidad y está bueno que conozcan el taller"
Todo lo que vendrá, como el desarraigo, no aplaca la alegría. También saben que representan a la provincia. Es que en los institutos del CNEA, los salteños representan el 12.7%. de los ingresantes. "En los institutos del CNEA el ingreso de estudiantes salteños osciló entre un 12% y un 23%. Es importante la tasa actual, ya que los alumnos que eligen las carreras de ciencia y técnica en Salta representan el 4,1% según los datos de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación", explicó el profesor Daniel Córdoba, a cargo del taller "Física al alcance de Todos", que se dicta los sábados en la Universidad Nacional de Salta (UNSa).
Rodrigo López ESTUDIANTE "Había escuchado sobre el taller y de los salteños que iban al Balseiro, así que probé".
La belleza de la matemática, la física o la química la descubrieron con Daniel, y él también los ayudó a prepararse. Algunos vienen hace tiempo vinculados al taller. Por ejemplo, Gabriel, Dimitri y Brian van a las clases desde la adolescencia y son ayudantes del curso. Aseguraron que entrar al Balseiro o al Instituto Sábato no es inalcanzable para el que así lo quiera. Insisten en la perseverancia y citan a Alejandro Kolton, el primer alumno del taller que ingresó al Balseiro, hace 21 años: "El entusiasmo a largo plazo es mucho más importante que ser un genio", dicen.

La primera salteña en ingeniería nuclear

Descubrió las aplicaciones y se propuso ingresar al Balseiro. María Laura Cruz tiene 20 años y cursa en la UNSa ingeniería química. "En la materia química nuclear conocí las aplicaciones del material radioactivo. Me gustaron sus aplicaciones, como en la medicina. Eso me motivó a mí y a mi amiga en ir a buscar al profesor Daniel y pedirle que nos prepare", contó. Ella es la primera salteña, de todos los que vienen rindiendo para ingresar al Instituto Balseiro, en calificar para la carrera de ingeniería atómica.
María Laura Cruz ESTUDIANTE "Fui al taller y sí me gustó. En el colegio no enseñaban tan bien física"
Un poco tímida, asiente ante las preguntas y agrega: "En el taller, como el resto de los chicos, todos descubrimos la belleza de la física, la química y la matemática". Gabriel Soto arremete y opina: "Desde los 15 años que quería ingresar al Balseiro. Ya en ese momento iba al taller con Daniel. Es raro porque en ese momento uno quiere ser futbolista o actor, quizás por la influencia de la TV, pero yo, con Dimitri y Brian, no".
Santiago Castro Lacroze, otro de los que irá al Balseiro, comentó: "Daniel hace algo muy bueno, que es motivar mucho a todos. Te contagia con el ejemplo". Dimitri Chafatinos dijo: "Daniel tira una pregunta que te engancha y te genera curiosidad. Lo mismo que con los experimentos y los videos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 5 meses

¡¡Felicitaciones a los chicos, y ojala se le cumplan todos sus sueños!!


Se está leyendo ahora