El Gobierno nacional convocó ayer a una audiencia pública para considerar el precio del servicio de gas para el lunes 12 de septiembre, en la Usina del Arte de la Ciudad de Buenos Aires, tras el fallo de la Corte Suprema que anuló los incrementos.
La convocatoria había sido anticipada el jueves, cuando en conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Energía, Juan José Aranguren, aseguraron que "mañana mismo" se formalizaría la medida.
La realización de la audiencia fue en requisito impuesto por la Corte Suprema de Justicia en su fallo del jueves.
El Ministerio de Energía y Minería instruyó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) a que disponga las medidas pertinentes para que las empresas distribuidoras del servicio apliquen a los usuarios los cuadros tarifarios vigentes hasta el 31 de marzo
"Convocar a audiencia pública a fin de considerar: a) el traslado a tarifas de los precios de gas en el punto de ingreso al sistema de transporte y b) las tarifas transitorias de transporte y distribución, que estarán vigentes hasta la aprobación definitiva de los cuadros tarifarios resultantes de la revisión tarifaria integral", señala el artículo 1 de la resolución 3.953/2016 del Enargas, publicada ayer en el Boletín Oficial.
La presidenta del Centro de Educación al Consumidor, Susana Andrada, estimó que recién en "noviembre o diciembre" llegarán las facturas de gas con los nuevos aumentos. Si tras la audiencia las empresas y el Enargas se ponen de acuerdo habrá nuevas tarifas.
La audiencia se realizará el lunes 12 de septiembre, en la Ciudad de Buenos Aires
Según la resolución, podrá participar "toda persona física o jurídica, pública o privada, que invoque un derecho subjetivo, interés simple o derecho de incidencia colectiva".
A través de la Resolución 152- E/2016, el Ministerio de Energía instruyó al Enargas a que "disponga las medidas necesarias a fin de que las prestadoras del servicio público de distribución de gas natural por redes de todo el país, apliquen a los usuarios residenciales, por los consumos efectuados a partir del 1 de abril de 2016, los cuadros tarifarios vigentes al 31 de marzo de 2016".

El Gobierno admitió su "error"

Dijeron que estuvo mal no haber llamado a audiencia antes de aplicar el aumento. El ministro de Justicia, Germán Garavano, admitió ayer que fue un "error" del Gobierno aplicar los aumentos de tarifas sin cumplir con la obligación de realizar una audiencia pública previa.
"Hoy, con el fallo (de la Corte Suprema) en la mano, sí, efectivamente", dijo el funcionario, al ser consultado sobre si fue un error haber dispuesto el ajuste sin audiencia pública.
Garavano minimizó el impacto político de la decisión de la Corte, que anuló el aumento de las tarifas de gas solo para usuarios residenciales.
"No hubo grandes sorpresas, pero sí matices, los fallos son para cumplirse, por lo cual el Gobierno lo va a cumplir", enfatizó el funcionario en declaraciones radiales.
Según Garavano, "no existe tensión entre el Gobierno y la Corte, el balance (del fallo conocido el jueves) no es tan negativo desde la mirada del Gobierno". Además, el ministro dijo que la decisión de aumentar las tarifas sin el requisito de convocar a audiencia pública fue "un proceso técnico que nació de las entrañas del Ministerio de Energía, donde hay gente que trabaja desde hace muchísimo años".
"Ahí se escogió el camino que se escogió. El Presidente no decidió el cuadro ni el proceso técnico. Los asesores jurídicos del presidente no participaron", añadió. Garavano rechazó, no obstante, que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, vaya a renunciar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora